“Cada noche, cada noche”, de Lola López Mondéjar

«La novela que le habría gustado leer a Vladimir Nabokov»

“… y sus sollozos en la noche —cada noche, cada noche—
no bien me fingía dormido”.
                                                                                              Lolita, VLADIMIR NABOKOV

Cubierta de Cada noche, cada noche

Cubierta de: Cada noche, cada noche

Lola López Mondéjar lo deja muy claro: “la novela de Vladimir Nabokov, Lolita, es una novela machista y de abuso sexual de menores”.
La primera vez que leí Lolita me pareció una preciosa historia de amor, —comenta la autora—, pero la asistencia a unas conferencias me hizo recapacitar, y realizar un trabajo de análisis de la novela, que está publicado, y me supo a poco. Tenía una deuda con ella, y la respuesta ha sido esta novela.
Cada noche, cada noche no solo rescata a las nínfulas de Nabokov, a las nínfulas demoníacas que seducen a los hombres que se dejan arrastrar por ellas. Nada más lejos de la verdad. Lo que está sucediendo en la novela es un delito.

Dolores Schiller, es la protagonista del libro, acaba de saber que padece una enfermedad incurable y, antes de recurrir a un suicidio asistido, como ha resuelto hacer, decide revelar su secreto: cuando cumplió veinte años, su padre le hizo entrega de los diarios de su madre, fallecida al dar a luz. Al compararlos con lo sucedido a Lolita, la protagonista de la novela homónima de Vladimir Nabokov, Dolores sospecha que su madre y la famosa niña podrían ser la misma persona.

“Pero aquel dolor reapareció intacto con la lectura de Lolita, y pronto comencé a sospechar que mi madre y la protagonista de la novela eran la misma niña”.    [Pág. 37]

Guiada por esta intuición, viaja hasta Suiza para entrevistarse con el protagonista masculino de la obra, Humbert Humbert, y tratar de hacerle justicia a Dolores Haze, reinterpretando su historia desde una óptica nueva.

Lola López Mondéjar lo tiene muy claro: Lo que yo reivindico es el respeto a la sexualidad infantil, que no es como la adulta. Hay que distinguir la curiosidad del niño por lo sexual que para él es un misterio, y que tiene más que ver con la ternura y con el deseo de relacionarse del niño o de la niña, que lo que el adulto le proyecta. Los adultos proyectan sobre los niños su propia sexualidad, una sexualidad genital que violenta el devenir del niño, que es otro, y eso es lo que el libro propone.
Cada noche, cada noche es una crítica muy fuerte a esa recepción, a un consentimiento que ha habido de muchísimos escritores y que sigue habiendo. Lo que pasa es que como el libro está centrado en el año 2009, los testimonios posteriores no los he podido incluir.
¡Ojo! las niñas no son personas que seducen —decía Nabokov— , es el adulto el que seduce a la niña y el que la pervierte en ese sentido. El descubrimiento de su cuerpo y de los genitales es algo como muy natural, es la curiosidad infantil en una zona que tiene determinadas terminaciones nerviosas, y claro las niñas lo encuentran, pero eso no significa que entiendan la sexualidad, la sexualidad adulta, y de hecho lo practica pero al margen de lo que pueda ser lo que Humbert Humbert la impone.

Con Lola López Mondejar

Con Lola López Mondejar

La pregunto sobre las falsas Lolitas y el mito de la nínfula: Dolores Schiller va a Suiza para entrevistar a Humbert Humbert, y este quiere demostrar que existen una niñas cuyas características las hacen irresistibles para los adultos y las llama nínfulas, que luego pasarán a llamarse lolitas.
Y lo que Dolores Schiller quiere demostrar es que su madre no era ninguna lolita y que estas no existen; la inventa el adulto para justificar un deseo perverso, un deseo pederasta hacia las niñas.
En el momento actual “sexualizar” a una niña de 11-12 años significa venderlas pintalabios, maquillajes, pintauñas, … ampliar el campo de mercado y todo esto a costa de lo que sea.

¿Y quién es Humbert Humbert? Es un narcisista patológico marcado por una sexualidad infantil de su primer amor, Anabel, y que no puede prescindir de ese primer amor infantil y va buscando la réplica de ese primer amor, y aunque es consciente de que es un psicópata, en el sentido de que el pederasta es un psicópata. El pederasta sabe que la sociedad sanciona su conducta , pero aun así lo hace.
Humbert Humbert  es un hombre inteligente, europeo, culto, descreído, soberbio; y creo que él y Nabokov se conocían íntimamente. Creo —sigue la autora— que Nabokov llevaba dentro a Humbert Humbert, pero no son el mismo.

Para terminar, se pueden leer unas declaraciones reales del propio Vladimir Nabokov al final de la novela: Lolita no es una niña perversa. Es una pobre niña a quién corrompen y cuyos sentidos no ceden jamás bajo las caricias del inmundo señor Humbert”. “No sólo la perversidad de la pobre criatura fue grotescamente exagerada, sino su aspecto físico, su edad, todo ha sido modificado por las ilustraciones en publicaciones extranjeras”.
Y Nabokov concluye:Lolita, la nínfula, no existe fuera de la obsesión que destruye a Humbert, y este es un aspecto esencial de un libro singular que ha sido falseado por una popularidad artificiosa”.

Como dije al principio, y son palabras de la autora, a Nabokov le habría gustado leer esta novela. 

Lee un fragmento de la novela.

Lola López Mondejar

Lola López Mondejar

La autora:
Lola López Mondéjar (Murcia, 1958) es psicóloga, psicoanalista y escritora. Ha publicado las novelas Una casa en La Habana, Yo nací con la bossa novaNo quedará la noche y Lenguas vivas; el libro de relatos El pensamiento mudo de los peces y el de ensayos Psicoanálisis y creatividad: el Factor Munchausen.
Desde 1998 hasta 2009 coordinó el programa literario La Mar de Letras, en Cartagena, y desde 2005 los talleres de escritura creativa de la Biblioteca Regional de Murcia. Su novela Mi amor desgraciado fue finalista del XXI Premio de Narrativa Torrente Ballester. Colabora habitualmente con el periódico La Opinión de Murcia, en el que mantiene el blog Microscopías.

El libro:
Cada noche, cada noche ha sido publicado por la Editorial Siruela en su Colección Nuevos Tiempos, 331. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 196 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado por mi buen amigo Javier Velasco de todoliteratura.es  con la autora.

Para saber más:
http://www.lolamondejar.com/    (web de la autora)

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s