“Amar tanta belleza”, de Herminia Luque

IX PREMIO MÁLAGA DE NOVELA 2015

El Premio Málaga de Novela, galardón que convoca el Instituto Municipal del Libro de esta ciudad con la colaboración de la Fundación José Manuel Lara, ha recaído en su edición de 2015 en la novela Amar tanta belleza, de la escritora andaluza Herminia Luque.

Cubierta de: Amar tanta belleza

Cubierta de: Amar tanta belleza

Dos escritoras reales del Siglo de Oro, Las escritoras María de Zayas y Ana Caro de Mallén, más conocidas por sus obras que por su borroso itinerario vital, protagonizan esta novela absorbente y perturbadora. El jurado, formado entre otros por Luis Alberto de Cuenca, Eva Díaz, Antonio Orejudo y Antonio Soler, propuso la obra de Herminia Luque al considerarla «una reconstrucción fidedigna de la España del siglo XVII, recreada de modo ameno y convincente a través de la fascinante figura de María de Zayas, centro y protagonista de una trama repleta de peripecias y ambigüedades que arrojan luz sobre la situación de la literatura y la vida de la época».
«
Herminia Luque se cuela bien en la piel de los personajes y difunde la vida de dos autoras sorprendentes; es una novela amena, muy fácil de leer, pero con un cuidado exquisito del lenguaje de la época», señaló la portavoz del jurado, Eva Díaz.
Escrita en primera persona, el título de la novela responde a unos versos que María de Zayas incluyó en su novela “Los engaños amorosos“, que dicen así: «Así gasta, llorando / su bien perdido tiempo / que amar tanta belleza / gloria es, que no tormento», y que, en una llamativa contradicción con sus textos narrativos, a veces duros y reivindicativos, expresa un amor “platonizante“, ha señalado Luque.

Dos figuras reales del Siglo de Oro, las escritoras María de Zayas y Ana Caro de Mallén, protagonizan esta novela absorbente y perturbadora. A partir de los documentos encontrados por una profesora universitaria –entre ellos dos testimonios autobiográficos: una carta de Caro y otra de Zayas– se narran las apasionantes peripecias de las dos escritoras excepcionales y grandes amigas, a la vez que nos sumergimos en el contradictorio mundo de la cultura del Barroco.

Herminia Luque e Ignacio Garmendia durante la presentación del libro (Foto: José Belló Aliaga)

Herminia Luque e Ignacio Garmendia durante la presentación del libro (Foto: José Belló Aliaga)

«Prodigioso suceso de la aparición de una mujer en carne momia, emparedada en una casa de la calle Buensuceso, en la ciudad de Granada. Durante la noche del día de Difuntos del presente año, derrumbóse la pared de uno de los cuartos de dicha casa, lugar donde dormía un racionero de la Santa Iglesia Catedral, quedando al descubierto un hueco -no más grande que una alacena- en el que se halló la muerta, una mujer en carne momia, sentada en una silla, con todos sus vestidos, su saya y sus mangas, la cabeza recubierta de pelo -hebras de estopa que colgaban del cráneo, y sus uñas -las de las manos cortas por habérselas mordido, mas las de los pies largas, que allí no llega criatura adulta alguna ni ella tampoco inclinarse podía sobre sus propios pies, tan estrecho era el sitio de su encierro-, y pellejo en todas las partes del cuerpo, hasta en los esos mismos pies descalzos, sin que hubiera chinelas o zapatos en el suelo ni medias tampoco. En el regazo hallóse un libro, la Guía de pecadores del padre Luis, y un pedazo de lienzo con unas letras que la infeliz bordó en su inhumano cautiverio con una aguja que debía llevar en sus prendas, siendo la tela bordada un trozo de su misma enagua. Unas letras que dicen, con hilo carmesí sacado de la saya, en labor de aguja que llaman cordoncillo: “Mi hermano me puso aquí”».

De esta forma tan macabra comienza esta novela que en un principio no era la que tenía previsto. Estaba documentándome para otra novela, ambientada también en el siglo XVII, pero en otro contexto geográfico, y buscaba un personaje femenino que hubiese publicado algo. Y aunque encontré alguna referencia interesante, me di de bruces con el poderío literario de María de Zayas, autora de unas novelas (tachadas en muchas ocasiones de escandalosas) en las que se cuestiona el papel de las mujeres en la sociedad de su tiempo. Mujeres doblemente subordinadas: plegadas a los intereses de los hombres y a las limitaciones de una sociedad estamental. De la vida de María de Zayas, además, tenemos muy pocos datos y eso me daba la oportunidad de fabular a mi antojo. Abandoné entonces el otro proyecto y escogí a María de Zayas y Ana Caro como protagonistas. Ésta última, otra mujer singular autora de una obra de teatro cuyo título es ya una declaración programática, como es Valor, agravio y mujer. En ella, su protagonista, Estela, se viste de hombre y se planta en Flandes para vengarse del amante que la ha seducido y abandonado.

Para escribir Amar tanta belleza la autora nos sumerge magistralmente en el ambiente del barroco, y sorprende que en una sociedad inmersa en un deterioro económico gravísimo, con unos índices de analfabetismo que ponen los pelos de punta –todavía a mediados del siglo XVIII sólo sabía leer un 30% de la población masculina, y un 4% de la femenina–, hubiese una explosión de creatividad literaria y artística semejante, escritores de la talla de Góngora, Cervantes, Lope; y artistas como Velázquez, Zurbarán o Alonso Cano, figuras todas de importancia universal.

Herminia Luque

Herminia Luque

La autora:
Herminia Luque Ortiz nació en Granada, en cuya universidad se licenció en Geografía e Historia, realizando también dos años de postgrado en Historia del Arte. En la actualidad, da clases en un instituto de Vélez-Málaga donde ejerce como profesora de Secundaria, y reside en el Rincón de la Victoria (Málaga). 
Ha publicado poesía en antologías como Inéditos (Huerga y Fierro, 2002) y Aldea poética II (Ópera prima, 2000) y relatos en Narradores almerienses (La General, 1991) Relato español actual (Fondo de Cultura Económica, 2002) o Espacios (Systime, Arhus, Dinamarca, 2003).   En su obra ensayística  (inédita en gran parte) reflexiona sobre diversos temas que pivotan sobre la legibilidad/indescifrabilidad del cuerpo humano. Ha escrito aforismos, novelas policíacas y novelas cortas como Piscinas de eneroEn 2010 publicó también su primera novela Bitácora de Poseidón (Sevilla, Paréntesis); En 2011 apareció su novela histórica El códice purpúreoSu tercer libro de narrativa es Al sur de la nada, publicado en 2013 en (e.d.a libros), está compuesto por tres novelas cortas (Al sur de la nada, El féretro naranja y La cabra).

El libro:
Amar tanta belleza ha sido publicado por la Fundación José Manuel Lara/Grupo Planeta en su Colección Premios. Encuadernado en tapa dura sin sobrecubierta, tiene 277 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado por José Belló Aliaga, en la presentación del libro Amar tanta belleza de la autora Herminia Luque.

Para saber más:

http://herminialuque.com/   (Web oficial de Herminia Luque)

Herminia Luque

Herminia Luque

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Nombramientos y Premios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s