“Atlas de las ciudades perdidas”, de Aude de Tocqueville

«Descubre el destino inesperado pero real de 40 ciudades actualmente desaparecidas o abandonadas»

“Las ciudades, mundos abiertos en perpetua metamorfosis, pero todavía me gustan más las que se han callado, en las que la imaginación puede desplegarse sin límites. Puesto que ya no existen, pueden convertirse en la ciudad ideal, la que uno ha soñado siempre. Ciudades como personajes de ficción, que nacen, crecen, conocen diferentes ciclos antes de morir y, por último, resucitan con nuestra presencia”.

Cubierta de: Atlas de las ciudades perdidas

Cubierta de: Atlas de las ciudades perdidas

Las ciudades, como las civilizaciones, son mortales y pueden desaparecer del mapa del mundo, en unos minutos o lentamente. Como un ser vivo, nacen, crecen, se desarrollan… y muchas mueren. El Atlas de las ciudades perdidas narra los destinos imprevistos, y sin embargo muy reales, de más de cuarenta urbes desaparecidas o abandonadas. Ninguna de ellas nació con vocación de esfumarse del mapa, pero los acontecimientos históricos, las catástrofes naturales, las guerras o el declive económico o la locura humana hicieron que dejaran de ser atractivas. Sean cuales sean las causas, estas desapariciones nos interrogan, nos fascinan y persiguen nuestra memoria.

Cuarenta historias sorprendentes y muy inspiradoras sobre ciudades que un día soñaron con ser eternas y que hoy están abandonadas o han desaparecido, sepultadas por el olvido, el desierto, la jungla o la desidia.

Calico, Estados Unidos

Calico, Estados Unidos

Son las ciudades perdidas, esas en las que la imaginación puede desplegarse sin límites: desde la romana Leptis Magna envuelta en las arenas del desierto del Libia, hasta la futurista Shanzhi, que nunca llegó a ser, en Taiwan; o desde la legendaria y heroica Babilonia a la fantasmagórica Hashimi en el mar de Japón; o desde la legendaria Vilcabamba perdida de los incas, o la Pompeya nuclear de Pryapiat, junto a Chernóbil, a Jeoffrécourt, un simulacro de ciudad surrealista y virtual en plena llanura de la Picardía francesa. Y así hasta cuarenta cuya lista estará al final de esta reseña.

Kolmannskuppe, Namibia.

Kolmannskuppe, Namibia.

Con sugerentes ilustraciones, este libro no es una guía al uso, ni siquiera un libro ilustrado con grandes fotografías, sino un auténtico Atlas que nos lleva a viajar a lugares a los que nunca pensamos ir; una lectura para viajeros imaginativos que se arriesgan a ver mucho más allá de lo que alcanza el objetivo de sus cámaras.
Aude de Tocqueville ha reunido algunas de estas historias fascinantes de forma que cada una de las ciudades nos revela sus misterios, sus curiosidades y el por qué de su decadencia: desde la breve y delirante aventura de Sanzhi, en Taiwán, nacida de la imaginación de promotores fanáticos del diseño futurista, hasta la espléndida ciudad sumeria de Mari perdida en el corazón de Siria, sin olvidarse de Pryapiat, en Ucrania, abandonada el día después de la catástrofe nuclear de Chernóbil. En la Europa, nos aparecen desde ciudades clásicas de la Antigüedad hasta la casi fantasma y cercana ciudad de Seseña, en Toledo; en Asia revivimos la historia de grandes capitales de otras culturas, como Angkor; en América o en Australia se recupera la historia de algunas de esas ciudades mineras que un día conocieron una época dorada y hoy son ciudades fantasma que atraen a los turistas más curiosos.

Aude de Tocqueville. © Gerard Uferas

Aude de Tocqueville. © Gerard Uferas

La autora:
Aude de Tocqueville es autora de numerosos libros sobre temas históricos o artísticos, publicados por las editoriales Larousse, Hachette, La Martinière, Arthaud, etc. Dirigió la colección “Au cœur des villages de France “ para la editorial Atlas, y ha escrito varios libros sobre el mismo tema (Hier, nos villages ; Merveilleux villages de France ; Les plus beaux villages de France ; Villages sur les routes de Compostelle…). En el tema histórico, esta ferviente Parisina escribió una historia de la familia francesa durante el Trente Glorieuses (Il était une fois la famille : 1945-1975) y varios libros sobre Paris (Paris, Citadelles§Mazenod ; Paris en lumières, Hermé ; Paris : 1945-1975 et Cent Monuments pour raconter l’histoire de Paris, Aubanel ; Ca, c’est Paris, de La Martinière, 2014). Su Historia del adulterio (ed. La Martinière) recibió el Grand Prix des Lectrices de Elle en 2000. Desde 2010, dirige los archivos del pintor y fotógrafo orientalista , Georges Gasté, se dedicó a dar a conocer a este artista a través de una biografía (Georges Gasté, traquer le soleil dans l’ombre, Arthaud, 2013), un documental, así como numerosas exposiciones en Francia y en el extranjero (en 2014: Argel, Nueva Delhi, Bangalore, etc. ; museo Mandet Riom).

El libro:
Atlas de las ciudades perdidas (título original: Atlas des Cites Perdues, 2014) ha sido publicado por la Editorial GeoPlaneta en su Colección Viaje y Aventura. Traducido del francés por Albert Ollé. Encuadernado en rústica, sin solapas, tiene 144 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en francés, en el que Aude de Tocqueville nos presenta su libro Atlas de las ciudades perdidas para que realicemos la gira mundial por las ciudades fantasmas.

Para saber más:

Índice de ciudades incluidas en el libro

ÁFRICA
♦Antinoe, Egipto.
In memoriam. Una auténtica Pompeya egipcia surgida de la arena
♦Cartago, Túnez. 
“Carthago delenda est”. Una ciudad para soñar frente a mapas antiguos o… releer a Flaubert
♦Djemila, Argelia.
La hermosa romana. Metáfora de la muerte del esplendor del mundo.
♦Kolmannskuppe, Namibia.
La arena como tumba. Un famoso diamante hizo su fortuna… y provocó su decadencia
♦Leptis Magna, Libia.
La Roma de las arenas. Durante siglos fue una ciudad tan poderosa como Cartago y Alejandría.
♦NovaCidade de Kilamba, Angola
Un mañana mejor. Una ciudad sin alma, pero sin fantasmas.

AMÉRICA
♦Bannack, Estados-Unidos
Ambiente de “western”.
♦Calico, Estados-Unidos
Parque de atracciones. La “ciudad fantasma oficial del Silver Rush”. La imagen de los cómics de Lucky Luke y las películas de John Wayne.
♦Centralia, Estados-Unidos
Tierra quemada para siempre. Su historia ha inspirado a los creadores del videojuego Silent Hill.
♦Epecuén, Argentina
Congelada en sal. Una ciudad balnearia gozaba en un lugar privilegiada: un lago de aguas calientes ricas en minerales. Hoy es una ciudad fantasmagórica de siluetas blanqueadas por la sal.
♦Gagnon, Canadá
Borrada del mapa por un voto
Humberstone, Chile
“Somos dolor”. Una ciudad que fue grande gracias al salitre y hoy es como un barco varado en la región más seca del planeta.
♦Pulacayo, Bolivia
Ciudad revolucionaria. Fue el yacimiento de plata más grande del país. Hoy es una ciudad fantasma donde se crían llamas y se vive del trueque.
♦Rhyolite, Estados-Unidos
Estrella fugaz. Solo vivió 5 años en el desierto de Nevada; hoy tiene una nueva vida como una de las atracciones del Valle de la Muerte.
♦Teotihuacán, México
Entre el Sol y la Luna. Alcanzó su apogeo en el siglo V, extendiendo su influencia muchos kilómetros a la redonda. Hoy recibe más de 1,6 millones de turistas de todo el mundo.
♦Tikal, Guatemala
Huir de la hambruna. Templos, palacios y esculturas monumentales permanecen vigilados por las pirámides.
♦Vilcabamba, Pérú
El reino perdido de los incas. Una ciudad secreta que inspira a los exploradores.

ASIA
♦Agdam, Azerbaiyán
Una muerte estratégica.
♦Angkor, Camboya
“Este refugio de antiguos misterios…”. Un bosque de piedras que sigue planteando muchas preguntas. Sus huellas se remontan a la
Edad del Bronce.
♦Babilonia, Irak
Morir dos veces. La torre de Babel, los jardines colgantes, la reina Semiramis, el rey Nabucodonosor… Hoy las excavaciones están en terreno conflictivo. La poderosa y temida Babilonia podría morir una segunda vez.
♦Bam, Irán
La ciudadela que se esfumó. EL decorado ideal  de una historia onírica sobre el paso del tiempo y las esperanzas frustradas.
♦Fatehpur Sikri, India
Capital efímera de un gran reino en la India.
♦Hattusa, Turquía
Capital de un reino olvidado. Impresiona por sus monumentos pero también las montañas que lo envuelven.
♦Hiroshima, Japón
Superar el drama. Después de setenta años, la primera tragedia nuclear de la historia no se ha borrado de la memoria de los hombres.
♦Isla de Hashima, Japón
La ciudad fantasmagórica de Skyfall (James Bonn) existió realmente frente a las costas japonesas.
♦Kadykchan, Rusia
En el “país de la muerte blanca”. Historias de minas y de gulags.
♦Kantubek, Uzbékistán
Zona contaminada. Fue el corazón de un vasto centro de investigación y experimentación de armas biológicas.
♦Kayaköy, Turquía
Piedras de exilio. Una ciudad fantasma junto a los turistas de la animada Costa Turquesa.
♦Lothal, India
La “colina de los muertos”. Un puerto perdido en el interior, una de las ciudades más antiguas de la prehistoria india.
♦Mandu, India
Ciudad de los enamorados. Su mausoleo de mármol sirvió de modelo a los arquitectos del Taj Mahal.
♦Mari, Siria
Esplendor sumerio. Un destino demencialmente novelesco para la que fue la sede de la X dinastía después del diluvio.
♦Ma’rib, Yémen
En el corazón del reino de Saba.
♦Massada, Israel
“…no volverá a caer”. Los sitiados se suicidaron para privar a los romanos de la satisfacción de vencerlos. Un símbolo para el pueblo israelí.
♦Prypiat, Ucrania
Una Pompeya nuclear. Abandonada por el desastre nuclear de Charnóbil, antes fue una ciudad socialista triunfante concebida por modernos urbanistas.
♦Varosha, Chipre
Zona prohibida. Cuando una frontera acaba con un próspero paraíso playero.
♦Sanzhi, Taiwan
“No future”. Una ciudad futurista que nunca tuvo futuro. Una imagen de cómic para un lugar embrujado.
♦Shi Cheng, China
La Atlántida china. Una ciudad sumergida que espera en vano a los buceadores.

EUROPA
♦Balestrino, Italia
La bella durmiente. Una aldea abandonada por los corrimientos de tierra que espera a los turistas que la salven de su destino.
Colesbukta, Noruega
Nieve y carbón. Aislada a medio camino entre Polo Norte y el círculo ártico, esta “bahía del carbón” conoció numerosos avatares.
♦Fleury-devant-Douaumont, Francia
Caído por Francia. La batalla de Verdún arrasó con nuevo pueblos. Hoy el lugar es un homenaje a 130.000 soldados anónimos.
♦Jeoffrécourt, Francia
Ciudad virtual. Un lugar donde todo es ficticio. El mayor centro europeo de entrenamiento de guerra urbana.
♦Pompeya, Italia
Bajo el volcán. Su trágico destino ha inspirado numerosas obras. Es la ciudad perdida que más entusiasmo ha despertado en todos los
tiempos.
♦Seseña, España
La gran burbuja. Una quimera de “ciudad ideal” que murió antes de haber vivido.

1 comentario

Archivado bajo Arte, Biografías, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Viajes y tiempo libre

Una respuesta a ““Atlas de las ciudades perdidas”, de Aude de Tocqueville

  1. Mus

    Es una idea muy interesante. Creo que lo compraré. Muchas gracias por compartirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s