“El libro de Hiperbórea”, de Clark Ashton Smith

“Su fantasmagórico romanticismo decadente estaba dirigido al propósito último de construir mundos de fantasía más extraños y disparatados que los que habían sido descritos jamás. No era suficiente para él con escapar del mundo terrenal, quería también exceder en envergadura imaginativa a todas las mitologías establecidas del pasado y del presente”.

Cubierta de: El libro de Hiperbórea

Cubierta de: El libro de Hiperbórea

En una carta escrita por Clark Ashton Smith a George Sterling y fechada el 4 de noviembre de 1926 se puede leer:
“De hecho, mi sueño más anhelado es encontrar una Hiperbórea más allá de Hiperbórea, en el reino de la poesía imaginativa”.

La Hiperbórea de Clark Ashton Smith es un continente primigenio, cuya concepción debe tanto a los antiguos griegos como a los escritos de Madame Blavatsky. El ciclo se desarrolla entre el Mioceno y el Pleistoceno y tiene como objetivo, en palabras del autor: «la creación de una atmósfera sobrenatural, extrahumana; los actores reales son las terribles fuerzas arcanas, las esotéricas malignidades cósmicas».

Junto a H.P. Lovecraft y Robert E. Howard,  Clark Ashton Smith conforman lo que llegaron a llamar “los Tres mosqueteros de Weird Tales“. Los tres despreciaron el tiempo que les tocó vivir y todos ellos volcaron su libido creativa en evocaciones de mundos perdidos, recreaciones fantásticas de civilizaciones antiguas o descripciones aterradoras de una realidad última más allá de los límites naturales, con un gusto morboso por un pasado idealizado, construido a la medida de sus necesidades y perfectamente adaptado a su entorno.

Como alguien dijo: Lovecraft escribía con la cabeza, Howard con las entrañas y Smith con el corazón.

El ciclo de Hiperbórea merece ser destacado en el conjunto de obras de su autor por suponer, aun en el marco de una literatura ya de por sí original, su trabajo más singular. El aspecto que sobresale sobre todos los demás en una primera lectura de la serie es el empleo del humor, que en muchos casos produce efectos irónicos al servicio de la sátira y en otros,mezclándose con el terror, grotescos.

El ciclo de Hiperbórea está formado por diez relatos que fueron escritos entre 1929 y 1957, y aparecen con el orden en que fueron completados, incluyendo como parte de la secuencia en sentido estricto solo aquellos textos que vieron la luz en vida del autor y relegando al apartado de anexos el resto de textos que tanto el autor en su momento como la crítica posteriormente han relacionado con el ciclo, ya sea de forma directa o apenas lateralmente.

  1. «La historia de Satampra Zeiros»
    “Yo, Satampra Zeiros de Uzuldaroum, escribiré con mi mano izquierda, puesto que ya no tengo otra, la historia de todo lo que nos aconteció a Tirouv Ompallios y a mí mismo en el santuario del dios Tsathoggua, que permanece desatendido por la adoración del  hombre en la jungla que se apoderó de los suburbios de Commoriom, esa capital de los gobernantes de hiperbóreos abandonada hace mucho tiempo”.
  2. «La puerta a Saturno»
    Cuando Morghi, el sumo sacerdote de la diosa Yhoundeh, junto a doce de sus más feroces y eficientes subordinados, fue en el crpúsculo matutino a buscar al infame Eibon, a su casa de gneis negra, en un promontorio sobre el mar del norte, se sorprendieron y decepcionaron por encontrarlo ausente”.
  3. «El testamento de Athammaus»
    “Se ha hecho necesario para mí, que no manejo el estilete de bronce o la pluma de cálamo, y para quien la única herramienta apropiada es el mandoble, componer este recuerdo de los curiosos y lamentables sucesos que precedieron al abandono universal de Commoriom por su rey y su pueblo”.
  4. «El sino de Awoosl Wuthoqquan»
    “—Dé, dé, oh, magnánimo y liberal señor de los pobres— gritó el mendigo”.
  5. «Ubbo-Sathla»
    “[…] Porque Ubbo-Sathla es el origen y el fin. Antes de la llegarada de Zhothaqquah o Yok-Zothoth o Kthulut desde las estrellas, Ubbo-Sathla moraba en los vaporosos pantanos de la recién formada Tierra; una masa sin cabeza ni miembros, engendrando los grises e informes anfibios de los primitivos y espeluznantes prototipos de vida terrestre… Y toda vida terrestre, se dice, volverá al final a través del gran círculo del tiempo a Ubbo-Sathla”.
    El libro de Eibon
  6. «La sibila blanca»
    “Tortha, el poeta, con extrañas canciones australes en su corazón, y el ocre oscuro de altos y pesados soles en su rostro, había vuelto a su ciudad natal, Cerngoth, en Mhu Thulan, junto al mar Hiperbóreo”.
  7. «El Demonio de Hielo»
    “Quanga, el cazador, con Hoom Feethos y Eibur Tsanth, dos de los joyeros más emprendedores de Iqqua, había cruzado las fronteras de una región en la que los hombres raramente se adentraban… y de la que regresaban incluso más raramente”.
  8. «La venida del Gusano Blanco»
    “Evagh el brujo, que moraba junto al mar boreal, fue consciente de muchos prodigios extraños e inoportunos en pleno verano. El sol ardía glacialmente sobre Mhu Thulan desde una bóveda celestial clara y pálida como el hielo. En el crepúsculo, la aurora colgaba desde el cenit hasta la Tierra, como un tapiz en una elevada cámara de dioses”.
  9. «Las siete geas»
    “Lord Ralibar Vooz, alto magistrado de Commoriom y primo tercero del rey Homquat, había salido con veintiséis de sus más valerosos siervos a la búsqueda de presas tales como las que ofrecían las Montañas Eiglophianas. Dejando para caballeros de menor valor los grandes perezosos y los vampiros de la jungla intermedia, así como los pequeños pero nocivos dinosaurios”.
  10. «El robo de los treinta y nueve cinturones»
    “Permítame decir, como preámbulo a esta historia, que no he robado a ningún hombre que no hubiese de alguna manera robado a otros. En toda mi larga y ardua carrera, yo, Satampra Zeiros de Uzuldaroum, a veces conocido como el maestro de los ladrones, he tratado de servir meramente como un agente de la legítima redistribución de la riqueza”.

Anexos:

  1. «La casa de Haon-Dor» (fragmento)
  2. Final alternativo de «La sibila blanca»
  3. «La Musa de Hiperbórea»
  4. «La sombra antigua /La sombra del sarcófago» (sinopsis)
  5. «La ciudad Hiperbórea»

La temática y estilo de estas historias son variopintos, y en ellas encontramos desde el horror cósmico clásico de Ubbo-Sathla, uno de sus cuentos más decididamente lovecraftianos, hasta el humor negro de Las siete geas, el absurdo surrealista de La puerta a Saturno, con sus alienígenas cubistas, la agridulce ironía poética de La Sibila Blanca o la alegre picaresca de El robo de los treinta y nueve cinturones.

Si sois entusiastas de la buena ciencia-ficción os recomiendo sinceramente este libro porque se que no os va a defraudar. Las traducción, la introducción,  las notas y la bibliografía corren a cargo de Luis Gámez que ha realizado un trabajo extraordinario.

Clark Ashton Smith

Clark Ashton Smith

El autor:
Clark Ashton Smith nació el 13 de enero de 1893 en el hogar de sus abuelos maternos en Long Valley, California, Estados Unidos. En 1902, la familia se trasladó a una parcela en Boulder Ridge, al sur de Auburn, donde Smith residiría hasta 1954. De formación autodidacta, vivió una vida sin acontecimientos destacables y que contrasta con la riqueza y variedad de sucesos y ambientes de su obra.
Se consideró a sí mismo poeta, aunque su pervivencia literaria está ligada a un fenomenal trabajo narrativo, que incluye el alumbramiento de mundos de fantasía como Hiperbórea o Zothique. Debe su fama principalmente a su obra literaria y a la amistad que compartió con Lovecraft entre 1922 y 1937, año en que Lovecraft murió; durante ese período participó en Los Mitos de Cthulhu. Smith, H. P. Lovecraft Robert E. Howard  fueron los colaboradores más importantes de la revista pulp Weird Tales. Murió el 14 de agosto de 1961 en Pacific Grove, California.

El libro:
El libro de Hiperborea (título original: The Tale of Satampra Zeiros, 1931; The Door to Saturn, 1932; The Testament of Athammaus, 1930; The Weird of Avoosl Wuthoqquan, 1932Ubbo-Sathla, 1933The White Sybil, 1934The Ice-Demon, 1933; The Coming of the White Worm, 1941The Seven Geases, 1934; The Theft of the Thirty-Nine Girdles, 1958). Traducción, introducción y notas de Luis Gámez. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 288 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:

Clark Ashton Smith en Wikipedia (en inglés)

Mapa de Abraham Ortelius, Ámsterdam 1597. en la esquina superior derecha dice Hyper Borei y muestra un continente que ocupa toda el área polar.

Mapa de Abraham Ortelius, Ámsterdam 1597. en la esquina superior derecha dice Hyper Borei y muestra un continente que ocupa toda el área polar.

3 comentarios

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Fantasía y Ciencia Ficción

3 Respuestas a ““El libro de Hiperbórea”, de Clark Ashton Smith

  1. Maribel Félix Medina

    Hola Guillermo, me llamo Maribel félix Medina y soy poeta y escritora. Me dirijo a ti porque tienes un blog muy interesante y quisiera hacer un comentario sobre un concurso de poesía llamado siemprepoesia. Mis poemas han sido seleccionados para incluirlos en una antología junto a 200 participantes más. Decirte que nos ha legado la comunicación de que había más de dos mil participantes, pero hay que comprar el libro por transferencia y luego te lo mandan, pero te dicen que sólo hay 50 ejemplares para los primeros que lo pidan, yo no me fío, quizá sepas algo que puedas contarme, gracias. He ganado otros concursos donde todo era muy diferente pero este me da mala espina.

    • guillermolorn

      Hola Maribel.
      He estado leyendo las bases del concurso y son de lo más normal. Al final de las bases, en el punto 13 figura el siguiente texto:
      Para cualquier duda pueden escribir al email del Certamen:
      certamen.siemprepoesia@hotmail.com poniendo como asunto información.

      Crfeo que deberías escribirles, y pedirles que te aclaren tu duda. Espero que ganes, ya me contarás.

      Un gran abrazo desde Madrid,
      Guillermo Lorén.

      • Maribel Félix Medina

        Gracias Guillermo, sí, haré lo que me dices, a ver que pasa, pero no sé, me da la sensación de que voy a dar los 17 euros que me piden por el libro y no me lo van a mandar, quizá esté equivocada. el problema es que ya se sabe que he sido seleccionada para que mis poemas estén en la antología, pero tengo dudas de que me manden el libro. Gracias otra vez, muy amable. Por cierto, el año pasado, justo el 24 de diciembre acabé mi primera novela, he escrito otros libros, literatura infantil y poesía, pero ésta es mi primera novela, la he llevado a una editorial de Toledo y aún no me han contestado, si logro publicarla ya te lo haré saber. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s