“El Juego de los cementerios” de Clara Peñalver

«El mejor olor, el del pan;
el mejor sabor, el de la sal;
el mejor amor, el de los niños»

Cubierta de: El juego de los cementerios

Cubierta de: El juego de los cementerios

Estas palabras están sacadas del libro El poder y la gloria de Graham Greene, y también están escritas en las lápidas causantes de la investigación de la detective Ada Levy protagonista de la novela. La semilla de El juego de los cementerios comienza en su anterior novela, la cual recomiendo, Como matar a una ninfa.
Clara Peñalver es joven, apenas entra en la treintena, pero ya se codea con los grandes como hemos podido ver en las mesas redondas y encuentros de “Getafe Negro”. Le gusta la música Heavy metal y los tatuajes; monta en moto y tiene un gato que se llama Tulipán, como el de la novela. Ada, a través de la evolución que muestra en esta segunda novela “está enseñando a Clara a apreciar el Jazz“. Y si nos adentramos un poco más en el papel de Ada nos damos cuenta que no es un detective al uso: es impulsiva, temeraria, tiene una facilidad innata para buscarse problemas y además suple sus carencias emocionales con el sexo.

El origen de la novela está en una de sus aficiones, la de hacer necroturismo. ¡Si, eso de visitar cementerios allí donde vayas! A ti, lector, seguramente no se te haya ocurrido, pero Clara Peñalver no es como los demás es… distinta. Es como Ada, impulsiva. Lo de las margaritas en la lápidas es más por el simbolismo que representan: la inocencia; y el color verde de la lápida, pues porque queda muy bonito y destaca de todas las demás.
El juego de los cementerios aborda la desaparición de siete niños entre 1981 y 1987 en un caso en el que todo apunta a un asesino en serie que podría volver a actuar. Todo empieza cuando la recién titulada detective Ada Levy, aficionada el necroturismo, descubre en varios cementerios lápidas del mismo color, con la misma leyenda en ellas y con margaritas frescas.

Clara Peñalver

Clara Peñalver

Parte rauda hacia el cementerio de San Eufrasio en Jaén, un camposanto medio en ruinas y no se le ocurre otra cosa que profanar la tumba, en la que encuentra un tubo forrado en plástico que contenía una simple pintura; y una cajita que al abrirla vio que contenía una sencilla esclava de oro. En el anverso un nombre, y en el reverso una fecha: Daniel, 4/5/1980.

Tras este descubrimiento se desencadenará una serie de acciones, unas relacionadas con su vida profesional y otras con su vida privada. En su vida profesional se volverá a encontrar con su amiga la inspectora Andrea; y en su vida privada verá como su relación de pareja se rompe, como por ayudar a un amigo se verá envuelta en casos de la mafia italiana teniendo que viajar a Nápoles y varias cosas más.
Pero si de algo puede presumir la escritora Clara Peñalver es de la creación de personajes. Todos los personajes que intervienen en la novela están perfectamente caracterizados, las localizaciones están muy estudiadas y algunos tienen un pasado que sale al presente para dar más fuerza al personaje. No en vano tiene unos “profesores-inspiradores” de categoría como son Vázquez Montalbán (conocido sobre todo por sus novelas protagonizadas por el detective Pepe Carvalho), Patricia Cornwell (conocida principalmente por su serie de novelas protagonizadas por la médica forense Kay Scarpetta)y Lorenzo Silva (conocido especialmente por sus novelas policíacas que protagonizan los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro).
Los tempos de la novela son perfectos para no cansarte. Después de unas escenas trepidantes, te deja descansar un poco, coges aire, y de nuevo nos embarca en una nueva situación de tensión, como cuando ve a los dos asesinos “el calvo” y “el Jardinero”.

No quiero contar más. Quiero que la leáis y la disfrutéis pues a pesar una novela policíaca (la palabra thriller no me gusta usarla) respira una gran frescura y se lee con la facilidad de las grandes novelas en las que te introduces y ya no es fácil salir hasta que la acabas.

Clara Peñalver y Guillermo Lorén

Clara Peñalver y Guillermo Lorén

La autora:
Clara Peñalver  nació en Sevilla el 23 de abril de 1983 y se considera muy afortunada por celebrar su cumpleaños el día del Libro. Es licenciada en biología por la Universidad de Granada, ciudad en la que vive y de la que se declara fervientemente enamorada. Escribe desde muy temprana edad y ha dedicado parte de su tiempo a cultivar el arte del relato corto. Con Sangre, su ópera prima, fue galardonada con el Premio Mejor Escritora Novel en el Festival Imaginamálaga 2010. Sus siguientes novelas, Cómo matar a una ninfa y El Juego de los Cementerios, han iniciado la serie de Ada Levy.

El libro:
El juego de los cementerios ha sido publicado por la Editorial Debolsillo en su Colección Best Seller. Encuadernado en rústica sin solapas, tiene 366 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo con una entrevista a Clara Peñalver en “A todos nos gusta bailar” presentando su nueva novela: “El juego de los cementerios”.

ATNGB entrevista Clara Peñalver presentando “El juego de los cementerios”

Para saber más:

http://www.megustaleer.com/autor/0000936394/clara-penalver

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s