“Muchachas” de Katherine Pancol

Estas chicas son intrépidas. No piden nada a los demás. Solo se lo piden a ellas mismas. Esconden su miedo detrás de una sonrisa. Es la manera más segura de avanzar, inventar, inventarse. Sienten el impulso en las alas, levantan el vuelo, caen y remontan aún más bellas. Hay secretos, misterios, traiciones. Obstáculos que sortear. Palabras de amor lanzadas al viento. ¡La vida, claro está!

Cubierta de: Muchachas 1

Cubierta de: Muchachas 1

Katherine Pancol alcanzó el éxito a nivel internacional en el año 2006 con la publicación de la historia de Joséphine Cortès, la protagonista de Los ojos amarillos de los cocodrilos, El vals lento de las tortugas y Las ardillas de Central Park están tristes los lunes
El primer libro de la nueva trilogía Muchachas se publicó en el mes de agosto; el segundo tomo ha sido publicado en estos días y el tercer volumen, y último se publicará en noviembre. En total más de 1.400 páginas en las que encontramos a personajes fascinantes que se se mueven en diversos escenarios, desde Nueva York a la Borgoña, pasando por Londeres o Miami; pero también a otros que ya conocimos en Los ojos amarillos de los cocodrilos

Pero… ¿de donde le vino la inspiración para escribir esta trilogía? Ella nos lo cuenta. De una escena increíble, a la que asistí
nace esta trilogía.
«Fue un día de junio de 2010, un día húmedo de calor pegajoso. En el pueblo de Plaisance-du-Gers. Cerca de Lourdes.Yo me había instalado en la terraza de un café. Hacía tanto calor que nadie se atrevía a salir sin un motivo imperioso. Yo pedí una clara y abrí un periódico.

Llegó una pareja. Un hombre con chanclas, camiseta holgada sin mangas y short azul de nailon. Un mequetrefe que exhibía una leve sotabarba rubia. Y una mujer. Brigitte Bardot con la peluca castaña de Camille en El desprecio y unas gafas grandes muy oscuras. Tan guapa, que las burbujas de la clara se me metieron por la nariz. Y dos niños pequeños. Ocho y diez años, aproximadamente.
La pareja se instaló en una mesa cercana a la mía. Tras un prolongado conciliábulo, pidieron. Yo leía mi periódico con un ojo y observaba a esa familia con el otro. El hombre le hablaba a la mujer en un tono muy bajo, muy bajo. La reñía. Ella no chistaba. Ella miraba fijamente al frente. Estabaembarazada de cuatro meses, quizás cinco.

Cubierta de: Muchachas 2

Cubierta de: Muchachas 2

Y luego… El hombre levantó el brazo y le pegó varias veces. La cara de la mujer chocó contra un pilar de piedra. Rebotó, rebotó. Ella no emitió el más mínimo grito. Se volvió a colocar las gafas en su sitio. Los niños exclamaron: pero ¿qué ha hecho mamá? El mequetrefe respondió: si vosotrosno lo sabéis, ella sí que lo sabe. El camarero trajo las consumiciones. Ellos cogieron sus pajas, bebieron.
Más tarde, yo seguí a la mujer cuando se dirigió al servicio. El hombre me alcanzó y me inmovilizó contra la pared. Si armas jaleo, le doy una paliza, dijo. Ella me miró. Nunca olvidaré esa mirada. Me suplicaba que no hiciera nada. Me hizo un gesto para que me marchara. Me marché. Y ya no vi nada más. Estuve mucho tiempo sin ver nada.
Hasta que me decidí a escribir. La escritura sirve para ver lo que querríamos olvidar. Apenas había empezado cuando la voz de Hortense volvió. Como un contrapunto. Y la de Gary. Y Joséphine, Shirley, Zoé, Philippe. Llegaron todos. Se apresuraron a contarme sus novedades. Vinieron a mezclarse con la historia de Léonie y de Stella, de Ray, Adrian, Georges y Suzon, de Julie y de todos los demás que brotaban como setas en mi historia.
Escribí esta novela pensando en aquella mujer de la terraza del café de Plaisance-du-Gers. Y en todas a las que interrogué para este libro. Mujeres apaleadas, violadas, maltratadas. Ellas tuvieron la valentía de hablarme, y yo se lo agradezco.
(…) Lo digo siempre: escribir es abrir mucho los brazos y dejar que la vida te empape. Y después recoger, seleccionar, probar, aspirar, escuchar, desarrollar. La vida es una novela. En ella lo encontramos todo. “Las cosas están ahí. ¿Por qué inventarlas?”, decía Rossellini.
Detalles atrapados en las calles, en el metro, en estaciones, en aeropuertos, en conversaciones robadas, una silueta que camina por la acera, un cuadro en un museo… jirones de vidas que recojo y doy forma, que transformo, retuerzo y estiro. Un hombre mayor sentado en un banco delante de una tienda en Jefferson, Texas, que tal vez se convierta en el personaje de una nueva historia. Acercarse, hablar con él. Asumir el riesgo de ser rechazado. Escrutar, escuchar, dejar resonar. Esperar que llegue la chispa. Construir los personajes. Y dejarles que escriban la historia».

Cubierta de Muchachas 3

Cubierta de Muchachas 3

Y en una trilogía que tiene más de 1400 páginas tiene que haber un montón de personajes. Vamos a conocerlos uno a uno:
Stella. Treintañera, vive en una granja de un pueblo de la Borgoña francesa, trabaja en una chatarrería, viste como un hombre, tiene un hijo de 12 años llamado Tom.
Léonie. 60 años, hija del antiguo terrateniente Jules de Bourrachard y esposa de Ray Valenti. Viverecluida en su casa desde que su hija Stella se marchó.
Ray. 60 años, bombero. Es el héroe local, pero todo el mundo le teme. Vive con su mujer Léonie y su madre, la dura Fernande.
Georges y Suzon. Hermanos, antiguos sirvientes de Bourrachard y vecinos de Stella, a quien han criado y ahora ayudan.
Julie, 34 años. La mejor amiga de Stella, es la hija del dueño de la chatarrería y la gestiona con mano firme. Sueña con tener un buen novio.
Adrian. Inmigrante ruso sin papeles, trabajó en la chatarrería, donde se enamoró de Stella.
Edmond. Padre de Julie y dueño de la chatarrería, enfrentado a Ray desde la juventud.
Hortense. Joven diseñadora, vive en Nueva York con Gary. Su objetivo es triunfar en el mundo de la moda por encima de todo y de todos.
Gary. Joven y encantador, la media naranja de Hortense, es un virtuoso de la música. Amadrinado en Nueva York por la anciana y rica Elena Karkhova, que le cede un piso de su gran casa.
Calipso. Nieta de Ulises, un viejo cubano exiliado en Miami, ella estudia música en la escuela de Gary en Nueva York y trabaja en lo que puede para pagar sus clases.
Josephine. Escritora de éxito, ha vuelto a rehacer su vida junto a Philippe en Londres. Madre de Hortense y Zoé.
Philippe, el abogado de los millonarios parisinos, ahora se dedica a trabajar en un refugio para mujeres en Londres junto a Josephine y Shirley.
Zoé. La sensible benjamina de Joséphine, vive muy triste en Londres, alejada de su gran amor Gaétan y de su querida hermana Hortense.
Shirley, una misteriosa y atractiva inglesa, madre de Gary. Vive en Londres y mantiene una aventura amorosa con Oliver, profesor de piano.

Y si hablamos de los lugares, tendremos que nombrar:
Gers. Pueblo de la Borgoña francesa. En sus granjas, en su chatarrería, se desarrolla la historia de Stella.
Nueva York. Allí están la Juilliard School, el restaurante donde trabaja Calipso, la tienda donde trabaja Hortense, el piso donde vive la pareja.
París. Zoé y Gaetán viven allí.
Londres. Josephine, Philippe y Shirley se han marchado a vivir a la capital británica, y todos semueven en torno al refugio For Women Only.
Y también Miami, Cuba, Rusia, Tokio

En fin, estas chicas son intrépidas. No piden nada a los demás. Solo se lo piden a ellas mismas. Esconden su miedo detrás de una sonrisa. Es la manera más segura de avanzar, inventar, inventarse. Sienten el impulso en las alas, levantan el vuelo, caen y remontan aún más bellas. Hay secretos, misterios, traiciones. Obstáculos que sortear. Palabras de amor lanzadas al viento. ¡La vida, claro está!

Lee las primeras páginas de Muchachas 1.

Lee las primeras páginas de Muchachas 2.

Foto ©Sylvie Lancrenon

Foto ©Sylvie Lancrenon

La autora:
Katherine Pancol nació en Casablanca, Marruecos (entonces protectorado Francés), el 22 de octubre de 1944 y a los pocos años se trasladó con su familia a París. Cursó estudios literarios y se doctoró en letras modernas. Trabajó de profesora de latín en francés antes de comenzar una larga trayectoria profesional como periodista en publicaciones como Paris Match o Cosmopolitan.
Ha publicado más de una decena de libros y el éxito le llegó definitivamente en el año 2006 con la publicación de la historia de Joséphine Cortès, la protagonista de Los ojos amarillos de los cocodrilos, El vals lento de las tortugas y Las ardillas de Central Park están tristes los lunes. Los ojos amarillos de los cocodrilos se llevó al cine en 2014. Dirigida por Cécile Telerman, la película está protagonizada por Julie Dépardieu, Emmanuelle Béart y Patrick Bruel, entre otros.

Los libros:
Muchachas (título original: Muchachas, 2014) ha sido publicado por la Editorial La Esfera de los Libros en su Colección Ficción. Traducido del francés por Montse Roca. Encuadernado en rústica, tiene 416 páginas.
Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Muchachas 2 (título original: Muchachas 2, 2014) ha sido publicado por la Editorial La Esfera de los Libros en su Colección Ficción. Traducido del francés por Paz Pruneda. Encuadernado en rústica, tiene 416 páginas.
Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo de la excelente entrevista de El Mundo TV a la autora francesa.

Entrevista a Katherine Pancol por su nueva novela “Muchachas” (El Mundo TV)


Para saber más:

http://www.katherine-pancol.com/

Libros de Katherine Pancol en La Esfera de los Libros.

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Una respuesta a ““Muchachas” de Katherine Pancol

  1. psico cel

    Me gustó la primera trilogía, mucho.
    En este libro he tenido continuamente la sensación de que el relato era innecesariamente desagradable. Podemos conocer el maltrato machista, pero regodearse durante páginas en detalles morbosos me hace la lectura desagradable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s