“La soledad de los perdidos” de Luis Mateo Díez

«Hay una ciudad por la que me muevo sin que pueda constatar mis pasos. No existe horario. La noche está incrustada en una suerte de eternidad que petrifica la niebla. Es una ciudad que pudo ser derruida no mucho después de su fundación y a nadie le interesó reconstruirla. Su antigüedad nada tiene que ver con el tiempo. Es como el peso originario de una mera desaparición. Ahora la niebla justifica una memoria extinguida.»

Cubierta de: La soledad de los perdidos

Cubierta de: La soledad de los perdidos

El pasado 18 de septiembre tuve la oportunidad de hablar relajadamente con Luis Mateo Díez  sobre su nuevo libro La soledad de los perdidos. Hablar con él es magnífico, pues tiene una prosa envidiable y da gusto escucharle. Comenzó directo, hablando sobre su nueva novela de la que dijo:

«La soledad de los perdidos es una novela un poco difícil, no es una novela para leerla en tres días, pues soy un escritor que pide un lector sosegado.
La novela es un proyecto que sale hilado con mi mundo obviamente, todo ese territorio imaginario de ciudades de sombra concomitantes con Celama, pero que surge tal vez con la incitación de ciertas sensaciones muy actuales. Esta especie de incomprensión de la realidad, la acumulación de sucesos que parece que nos están desordenando la vida, desengañándonos de tantas cosas y que da la impresión de que produce unos efectos como de extravío, y esos efectos de extravío a mi me ha rememorado mucho la literatura y tal vez lo que pudo ser la Europa de entreguerras; y un tipo de imagen literaria para mi muy atractiva que es la imagen de los sonámbulos.
Y la verdad es que en el mundo que vivo ahora, ahora, hace unos años no, tal vez en la inmediata posguerra, yo soy un hijo de la posguerra, pues también había un desquiciamiento, una extorsión de la realidad que daba estas sensaciones de sonambulismo; el viaje a una ciudad de sombras como las habituales, a un tiempo de posguerra histórico, pero en mi caso ya sin connotaciones político-sociológicas-históricas explícitas. Quiero decirte, no se trataba de hacer una novela testimonial de la vida en aquellos años después de la contienda, sino ir a ese mundo buscando espejos de ese mundo. Espejos de extravío, de soledad, de perdición, de gente que tiene que esconderse, perseguidos, y ahí están.

Luis Mateo Díez y Guillermo Lorén

Luis Mateo Díez y Guillermo Lorén

Creo que se me han unido en La soledad de los perdidos muchas emociones y sensaciones de actualidad que no son ajenas a mi obra en absoluto, nunca, aunque puede dar la impresión de que soy un escritor que viaja en la memoria, más que un escritor que trabaja con la realidad inmediata, bueno, siempre me interesó poder dar, iluminar, espacios actuales con remisiones al pasado, es creo, siempre un tipo de actitud interesante.
La literatura te permite además que todo eso sea misterioso, secreto, no hay que explicar nada, y tu te metes en el libro y viajas con Ambrosio Leda por un mundo de oscuridad, por un mundo un poco tétrico, de sombras, de nieblas, de extravíos, y ese mundo, pues es el mundo, es una parte desgraciada de ese mundo. Sería más importante vivir en un mundo luminoso que no en un mundo oscuro y aciago.
Y en La soledad de los perdidos es cierto que he retomado elementos de mi obra que tenía un poco abandonados como son el humor y la mirada grotesca; siempre he escrito fábulas tragicómicas, pero a veces se cargaba más la tragedia que la comedia.

“La mañana estaba fresca, el aire limpio y el Dios de los cristianos se rascaba satisfecho la barba y el ombligo”. [Pag. 578]

En el libro se aúnan situaciones, personajes, hechos, tan estrambóticos y extravagantes que pueden reconducirte casi a la carcajada; y al lado siempre esa otra mirada que pone de relieve casi lo patético, la tristeza profunda de las cosas, o una desgraciada melancolía que hace que estemos perdidos y solos».

La novela nos cuenta la historia de Ambrosio Leda que vive escondido desde hace quince años en Balma, la Ciudad de Sombra, donde la posguerra es un tiempo inmovilizado que mantiene a quienes la habitan apresados por la desgracia y el remordimiento. La Depuración decretada tras la Contienda le obligó a una huida de su hogar y le condenó a vagar por la ciudad, desde el oscurecer a la mañana, buscando la subsistencia. Sus noches están llenas de sucesos, encuentros y revelaciones que hacen tan sorprendente como arriesgada una travesía que es el espejo de su destino.
Todo es posible entre la niebla y la negrura de esta ciudad desolada: requerimientos disparatados, aventuras misteriosas, voces que articulan conversaciones anónimas que parecen diluirse. La soledad de los perdidos es una incursión sonámbula y grotesca en la soledad y el extravío de quienes, tras la tragedia de un siglo trágico, se vieron arrojados al abismo de la historia.

Lee las primeras páginas.

Luis Mateo Díez

Luis Mateo Díez

El autor:
Luis Mateo Díez nació en Villablino, León el 21 de septiembre de1942; es autor de, entre otras, las novelas La fuente de la edad (1986), con la que obtuvo el Premio Nacional de Literatura y el Premio de la Crítica, El expediente del náufrago (1992), Camino de perdición (1995), La mirada del alma (1997), El paraíso de los mortales (1998), Fantasmas del invierno (2004) Azul serenidad o la muerte de los seres queridos (2010) y Pájaro sin vuelo (2011), todas ellas publicadas en Alfaguara. El volumen Fábulas del sentimiento (2013) recoge las doce novelas cortas de ese ciclo narrativo. Sus cuentos están recogidos en El árbol de los cuentos (2006). Con La ruina del cielo (2000) obtuvo el Premio Nacional de Literatura y el Premio de la Crítica. La cabeza en llamas (2012) fue distinguida con el Premio Francisco Umbral al libro del año. Es miembro de la Real Academia Española ocupando el sillón “I” mayúscula, Premio Castilla y León de las Letras, Premio Miguel Delibes, Premio de Literatura Observatorio D’Achtall y Premio Rivas Cherif por la adaptación teatral de su trilogía El reino de Celama. Su obra está muy traducida a otras lenguas, y ha sido llevada al cine y al teatro.

El libro:
La soledad de los perdidos ha sido publicado por la Editorial Alfaguara en su Colección Hispánica. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 584 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Luis Mateo Díez es entrevistado, y en la que se habló sobre la literatura leonesa, Celama, el español, el libro electrónico o la crisis económica. Os dejo con algunas de sus declaraciones.

Luis Mateo Díez. Entrevista


Para saber más:

Obras de Luis Mateo Díez en Alfaguara.

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Una respuesta a ““La soledad de los perdidos” de Luis Mateo Díez

  1. Enrique Martín Zurdo

    Luis Mateo Díez es un escritor excepcional, para mí el mejor en la actual narrativa en español. He leído prácticamente todas sus novelas y cuentos con su personalísimo estilo: la de un prosista único que nos transporta a su particular universo de entornos perturbadores y personajes conmovedores que no renuncian a un punto de hilaridad en las tragicomedias en que devienen sus vidas. En todo caso, Mateo requiere un lector exigente, pausado para adentrarse en sus tramas argumentales y disfrutar de ellas. Insisto, un placer volver a leer a este autor en su última obra publicada, La soledad de los perdidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s