“Caminando entre tumbas” de Lawrence Block

Un caso del mítico ex policía y detective privado Matthew Scudder.

Cubierta de: Caminando entre tumbas

Cubierta de: Caminando entre tumbas

La creación más lograda y carismática de Lawrence Block es este ex policía alcohólico que ejerce de detective privado por la duras calles de Nueva York aun careciendo de licencia. Sus conocimientos de los bajos fondos tras pasarse años patrullando los escenarios menos recomendables de la ciudad y su disponibilidad para saltarse la ley ahora que ya no luce placa lo convierten en el hombre más indicado para toda clase de casos turbios y complejos que demandan métodos poco ortodoxos. Le gusta decir eufemísticamente que la gente le pide favores y, a cambio de hacerlos, él recibe regalos. Aunque ha perdido muchas cosas en la vida —empezando por una esposa y dos hijas con las que vivía en Long Island, a las que renunció, igual que al cuerpo de policía, tras verse involucrado en la muerte de una joven—, se enfrenta a realidades muy dolorosas en su linea profesional y pelea contra su adicción a la bebida, Scudder suele hacer gala de un gran sentido del humor, y mantiene y una actitud campechana y optimista.

Caminando entre tumbas se desarrolla en la ciudad de Nueva York cuando las Torres Gemelas todavía dominan el cielo de Manhattan; y a los policías y a los camellos se los localiza a través de buscas. El crack se empieza a ver por las calles, pero la heroína y el polvo de ángel son todavía las drogas estrella.
Un jueves cualquiera por la mañana Francine Khoury sale de su domicilio en Bay Ridge, Brooklyn, y se dirige en coche a realizar algunas compras.

«Era una mujer atractiva: metro sesenta y siete, cincuenta y dos kilos, de busto generoso, cintura estrecha y caderas estilizadas. Pelo oscuro, brillante y rizado, peinado hacia atrás. Ojos oscuros, nariz aquilina y boca de labios carnosos». [Pag. 11]

Una furgoneta azul sigue de cerca cada uno de sus pasos. Francine nunca regresará a casa. Su marido, Kenan Khoury, recibe una llamada de sus secuestradores exigiéndole una cuantiosa suma de dinero. Tras negociar una rebaja, sigue cada una de sus indicacionesde cara a realizar el intercambio para acabar encontrando horrorizado que los criminales han descuartizado a su esposa y metido sus restos en el maletero de un vehículo. En cualquier otra circunstancia Kenan acudiría a la policía, pero su condición de traficante de drogas desaconseja tratar con la ley, impedimento del que parece ser muy conscientes los salvajes que han destrozado su vida. No le queda otra opción que recurrir a vías alternativas para dar con ellos y tomarse la justicia por su mano.
Aquí aparece Matthew Scuder, y cuando Kenan Khoury le contacta, hace siglos que nadie ha llamado a su puerta para encargarle un caso por su cuenta. No es que le falte dinero, es que le sobra tiempo y por eso, aunque al principio se le plantea el dilema ético de ofrecer sus servicios a un delincuente, acaba aceptando investigar la identidad y el paradero de los asesinos de Francine.
A medida que avanzan sus pesquisas, descubrirá que no se enfrenta a un caso aislado sino a un sádico grupo organizado que ha asaltado sexualmente y matado a otras mujeres en el pasado, actuando con tanta brutalidad como astucia de cara a evitar el radar policial. Scudder no solo deberá lidiar con uno de los enemigos más temibles y peturbados de su carrera profesional, sino resolver una cuestión más personal: decidir hacia donde se dirige su relación sentimental con Elaine, una prostituta que conoce desde su etapa como policia y cuya forma de sustento comienza a hacerle mella. Y todo ello mientras mantiene a raya los cantos de sirena de la botella.

Lawrence Block. Foto de su web.

Lawrence Block. Foto de su web.

El autor:
Lawrence Block, nacido el 24 de Junio de 1938 en Buffalo, Nueva York, Estados Unidos, es un reconocido escritor de novela negra (generalmente acompañada de grandes dosis de humor) internacionalmente conocido por sus dos sagas de ficción cuya acción se desarrolla en las calles de Nueva York: La del investigador privado y ex alcohólico Matthew Scudder y la del ladrón de refinados modales Bernie Rhodenbarr.
Lawrence Block fue nombrado Gran Maestro por la Asociación de Escritores de Misterio estadounidense en 1993.
Han gozado también de éxito sus ciclos sobre el aventurero Evan Michael Tunner, el asesino a sueldo Keller y el adolescente Chip Harrison. Block ha recurrido a un amplio surtido de seudónimos (Jill Emerson, Paul Kavanagh, Sheldon Lord…) para escribir novelas muy variopintas, en algunas de las cuales ha trabajado a cuatro manos con otro maestro del género negro: Donald E. Westlake.

El libro:
Caminando entre tumbas (título original: A Walk Among the Tombstones, 1992) ha sido publicado por la Editorial RBA en su colección Serie Negra. Traducido del inglés por Montserrat Triviño González, 2014. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 396 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento, pongo el trailer oficial de la película que se ha realizado basada en este libro. Con Liam Neeson, Boyd Holbrook, Dan Stevens y dirigida por Scott Frank

CAMINANDO ENTRE LAS TUMBAS Trailer Oficial

Para saber más:

http://lawrenceblock.com/index_framesetfl.htm  (Web oficial)

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s