“El leopardo de las nieves” de Peter Matthiessen

Este artículo quiere ser un pequeño homenaje a un gran comunicador.

Ayer 8 de abril me llegaba una noticia que durante un buen rato me hizo pensar en sus libros. Peter Matthiessen fallecía en Nueva York el sábado 5 de abril a los 86 años.

“Peter falleció esta noche. Estamos honrados por haberle conocido a él y su bella y salvaje mente”, dijo la editorial Riverhead Books en un comunicado.

Matthiessen ha sido el único ganador del Nacional Book Award (Premio Nacional del Libro en Estados Unidos) en la categoría de ficción y de no ficción, con  The Snow Leopard (El leopardo de la nieve) y Shadow Country (País de sombra).

“Yo soy un escritor. Un escritor de ficción que también escribe no-ficción en nombre de causas o publicaciones sociales y ambientales, y sobre expediciones a lugares salvajes”, dice la descripción que Matthiessen hizo de sí mismo publicada en el obituario de la revista literaria The Paris Review, de la cual fue cofundador.

Cubierta de: El leopardo de las nieves

Cubierta de: El leopardo de las nieves

Parece mentira como pasa el tiempo. Diez años después de que Jacobo Fitz-James Stuart creara la Editorial Siruela, y veinte años después de que se publicara en inglés, llega a las librerías un libro, El leopardo de las nieves, para mí uno de los mejores libros de viajes (tanto físico, como espiritual) que se hayan escrito.

La descripción que hace la editorial en su web es muy pobre para lo que es el libro. Nos dice:
“En otoño de 1973 el escritor Peter Matthiessen y el zoólogo George Schaller emprendieron una expedición a la Montaña de Cristal (Monte Kailash), en la meseta del Tíbet, para estudiar los hábitos de un animal no muy conocido: el bharal o cordero azul himalayo. Pero su auténtica esperanza era poder ver al más hermoso y raro de los grandes felinos: el leopardo de las nieves.
Para Matthiessen, adentrarse en la tierra de Dolpo significará mucho más que una expedición naturalista o una aventura: despojarse de las ventajas y las ataduras de la civilización, convivir con hombres y paisajes en su más elemental belleza, adentrarse en él mismo por las vías que le proporcionan el budismo o el zen”.

Monte Kailash

Monte Kailash

La búsqueda del leopardo de las nieves, una especie en peligro de  extinción sirve a Matthiessen de excusa para internarse por un paisaje desolado y cristalino, plagado de dificultades, que pondrán a prueba su fortaleza y su paciencia. Porque a medida que avanzan por los abismos de la meseta tibetana, cruzando abismos y pasos de alta montaña, los dos viajeros tienen que ir despojándose de los fardos y comodidades que acompañan al hombre occidental.
Las largas caminatas a pie a través de la nieve y los valles escarpados suponen también un viaje marcha atrás en el tiempo, hacia antiguas formas de vida que parecen estancadas en una quietud de siglos.

Leopardo de las nieves

Leopardo de las nieves

«Desde aquí hay una ascensión muy empinada de una hora o más. Los porteadores tarakot refunfuñan, e incluso los tamang se quedan sin aliento, todos menos Karsung, que está cantando. Una familia bothia que no va acompañada de animales desciende por la senda, saluda tímidamente con un gesto de cabeza y desaparece (…) Sobre el camino, sobre el brillo de la mica y de extrañas piedras resplandecientes, yace la pluma amarilla y gris azulada de un pájaro desconocido. Y acto seguido llega una intuición penetrante, en modo alguno entendida, de que esta pluma sobre la senda plateada, en este ritmo de sonidos de madera y cuero, respiración, sol y viento e ímpetu de río, en este paisaje sin tiempo pasado o futuro, en este instante, en todos los instantes, transitoriedad y eternidad, muerte y vida son una y la misma cosa». [Del libro]

En la forzada convivencia de las tiendas, en el silencio de los monasterios clausurados, Matthiessen y Schaller se ven obligados a desprenderse de todas las máscaras de la civilización y entregarse a una existencia austera, exigente y difícil. A veces, en el reducido espacio de la tienda, sus egos se enfrentan y chocan como la cornamenta de los corderos azules en la época de celo. Otras veces, las discusiones dan paso a reconciliaciones insensatas, alegres y casi pueriles. Sus personalidades se van limando hasta adaptarse a la naturaleza elemental que los rodea y al carácter infantil y despreocupado de los porteadores sherpas que les acompañan.
Poco a poco, Matthiessen comprende que el viaje que ha emprendido no es tan sólo una búsqueda física, sino un camino espiritual, una transfiguración, y que el paisaje que les rodea no es más que una transposición de sus propias almas.

Peter Matthiessen en 2008.

Peter Matthiessen en 2008.

El autor:
Peter Matthiessen nació en Nueva York, Estados Unidos, el 22 de mayo de 1927, y falleció en  Sagaponack, Nueva York, el 5 de abril de 2014. Naturalista y escritor de libros de historia reales y de ficción.
El trabajo de Matthiessen es conocido por su enfoque meticuloso de investigación y desarrollo. Frecuentemente centra su investigación en el tema de los indígenas amerindios, como se detalla en su estudio sobre el caso de Leonard Peltier In the Spirit of Crazy Horse.
Junto con George Plimpton, Harold Humes, Thomas Guinzburg y Donald Hall, fundó en 1953 la revista literaria Paris Review.
En 1979, su libro The Snow Leopard ganó el premio que otorga El Premio Nacional del Libro por la categoría a reflexión contemporánea.
Su novela Jugando en los campos del Señor (At Play in the Fields of the Lord, 1965) que trata acerca de un misionero norteamericano que se adentra en una tribu indígena deAmérica del Sur, fue llevada al cine en 1991 por el cineasta brasileño Héctor Babenco. Su trabajo sobre investigación oceanográfica Blue Meridian, también se convirtió en una película titulada Blue Water, White Death. También se considera que ese libro inspiró a Peter Benchley para escribir Jaws (en castellano Tiburón) en 1974.
Más recientemente, la trilogía de ficción de Matthiessen Killing Mr. Watson, Lost Man’s River and Bone by Bone fue basada en la muerte del plantador de Florida Edgar J. Watson poco después del huracán al suroeste de florida en 1910. Matthiessen se convirtió en un practicante del zen y después en un cura budista.
Falleció en Sagaponack (Nueva York) el 5 de abril de 2014 a los 86 años, tres días antes de la publicación de su última novela, titulada En el paraíso (In Paradise).

El libro:
El leopardo de las nieves (Título original: The Snow Leopard, 1978) ha sido publicado por la Editorial Siruela en su Colección El Ojo del Tiempo. Traducido del inglés por José Luis López Muñoz. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 368 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el siguiente vídeo:

The Snow Leopard by Peter Matthiessen

Para saber más:

http://en.wikipedia.org/wiki/Peter_Matthiessen

 

Deja un comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Literatura, Literatura, Narrativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s