“Leopardi” de Pietro Citati

La biografía de uno de los más asombrosos y fascinantes antimodernos

Cubierta de Leopardi

Cubierta de: Leopardi

Pietro Citati no para de escribir. Considerado uno de los mejores críticos literarios de Italia acaba de editar en Mondadori, en Italia (2013) Il Don Chisciotte, un libro que sin ninguna duda se editará en España dada la singularidad del autor y la importancia del ensayo.
Desde que en 1970 publicara su primer ensayo biográfico Goethe (Milano, A. Mondadori, 1970 reeditado después por Adelphi) hasta el día de hoy son muchos los escritores que han sido “desnudados” por la pluma de este autor de amplia cultura.
En 2010 publica Leopardi en Mondadori, y que gracias a la Editorial Acantilado podemos disfrutar hoy en español.

El conde Giacomo Taldegardo Francesco di Sales Saverio Pietro Leopardi nació en Recanati, Italia el 29 de junio de 1798 y murió en Nápoles el 14 de junio de 1837. Fue poeta, filósofo, filólogo, erudito del Romanticismo italiano.
Nacido en el palacio familiar de la costa adriática en Recanati, una aldea a cuatro millas de Loreto, en la antigua región de las Marcas de Ancona, provincia de Macerata, fue hijo de unos padres casi completamente opuestos: su madre, Adelaide, descendiente de los marqueses Antici, de luengo linaje, era conocida por su fanático catolicismo y su patológica cicatería (se alegró por la muerte de un hijo recién nacido en vista del ahorro que suponía). Por el contrario, su padre, el conde Monaldo, cuya ejecutoria de nobleza se remontaba al año 1200 y era una de las más vetustas de Italia, de ideología reaccionaria, era un erudito local que dilapidó la fortuna familiar y llegó a acumular una formidable biblioteca.

Desde su nacimiento Giacomo fue minado por la enfermedad: tuvo una enfermedad de Pott que le combó la espalda y además padeció un severo raquitismo; consumió su infancia estudiando desesperadamente y leyendo con una curiosidad inagotable hasta altas horas de la noche. A los once años lee a Homero, a los trece escribe su primera tragedia; a los catorce la segunda: Pompeyo en Egipto; a los quince un ensayo sobre Porfirio. A esa edad conocía ya siete lenguas y había estudiado casi de todo: lenguas clásicas, hebreo, lenguas modernas, historia, filosofía,filología, ciencias naturales y astronomía. Los maestros que habrían debido prepararle para el sacerdocio debieron admitir que no tenían mucho que enseñarle. Tanto estudio repercutió en su salud: Leopardi fue durante toda su vida un hombre enfermizo. En 1810 recibió la tonsura de manos del obispo Bellini. Pero la lectura de los enciclopedistas franceses destruye definitivamente su fe religiosa. Leopardi evocará estos días de infancia y juventud en su famoso poema “Le ricordanze”, (“Los recuerdos”). Con motivo de sus trabajos de traducción, entabla correspondencia con el ya anciano humanista Pietro Giordani, que será su amigo y editor. Su primer amor es la prima del padre Gertrude Cassi-Lazzari, de 27 años, que ve llegar a casa como una aparición; a ella está dedicado su poema “El primer amor”.
Con diecinueve inicia su cuaderno de apuntes, Zibaldone dei pensieri, que le acompañará hasta 1832. Los escritos de Leopardi se caracterizan por un pesimismo profundo y sin lenitivos: es una voz que grita el desamparo del ser humano y la crueldad de una natura naturans implacable, que le azuza desde su propio nacimiento hasta más allá de la muerte. En este valle de lágrimas, Leopardi se aferra, a pesar de todo, a tres consuelos: el culto de los héroes y de un pasado glorioso pronto sustituido por el de una edad de oro, que le emparenta con Hölderlin; el recuerdo del juvenil engaño antes de la brutal irrupción de “la verdad” y la evocación de una naturaleza naturata, de un paisaje brumoso y lunar donde al anochecer se escucha siempre perderse o acercarse por un camino la canción melancólica de un carretero.

El primero en divulgarlo en España fue Juan Valera (“Sobre los cantos de Leopardi”, 1855); siguió José Alcalá Galiano, (Poetas líricos del XIX: Leopardi. Sección VII, 1870); Carmen de Burgos prologó una importante traducción en dos volúmenes (1911). Prestaron a su obra atención escritores como Miguel de UnamunoMarcelino Menéndez PelayoJuan Luis Estelrich y Enrique Díez Canedo, entre otros muchos. Hay huella suya en la obra de poetas como Luis CernudaRafael AlbertiJorge GuillénCarlos BarralCarlos ClementsonAntonio Colinas y Andrés Trapiello.

Pietro Citati ha buceado en los vericuetos de la mente de Leopardi, ha tratado de entender las pulsiones de su alma, de aprehender la esencia de su ser, de interpretar su vida y su arte. Para ello, no sólo ha leído, en riguroso orden cronológico, la totalidad de la enorme producción literaria de Leopardi, con la precisión de que sólo ‘Zibaldone’, que más que el diario personal del poeta fue una especie de laboratorio de ideas y que resulta muy complejo, tiene 4 000 páginas. Pero además Citati ha tratado de reconstruir también la gigantesca cultura de Leopardi, leyendo aquellos libros y aquellos autores que más le marcaron e influyeron. «Ha sido un trabajo inmenso y extenuante».

Lee las primeras páginas del libro.

Pietro Citati

Pietro Citati

El autor:
Pietro Citati nació en Florencia, Italia el 20 de febrero de 1930. Escritor y crítico literario, que actualmente vive en Roma. Conoce a Italo Calvino a los 17 años, y mantiene esa relación de por vida. A partir de ese momento comienza su carrera de crítico literario, y colabora en revistas como Il Punto (al lado de Pier Paolo Pasolini), L’ Approdo y Paragone. Entre 1954 y 1959 enseña italiano en las escuelas profesionales de Frascati y también en la periferia de Roma. En la década siguiente empieza a escribir para el cotidiano Il Giorno. Y entre 1973 y 1988, escribe en las páginas culturales del Corriere della Sera. Finalmente, desde 1988 es el crítico literario de La Repubblica. Su éxito está basado en en ensayo y asimismo en la narrativa. La biografía (Kafka, Goethe, Tolstoi, Proust), no es la narración de una vida sino la de una obra a partir de cierto momento Publica en Mondadori y en Adelphi. Tras su libro El mal absoluto, ensayo sobre la idea de mal absoluto en la literatura europea del siglo XIX, ha concluido una monografía sobre Leopardi y dos libros más.
Ha merecido: el Premio Strega con Tolstoj (1983), el Premio Bagutta, el Prix Médicis étranger, y Premio Grinzane Cavour de ensayo. En 2002, Javier Marías, le nomina duque del Reino de Redonda.

El libro:
Leopardi (título original: Leopardi, 2010) ha sido publicado por la Editorial Acantilado en su Colección El acantilado. Fraducido del italiano por Juan Díaz de Atauri Rodríguez de los Rios, 2014. Encuadernado en rustica cosida con solapa tiene 528 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado:

Giacomo Leopardi e la riflessione sull’esistenza — Pietro Citati

Para saber más:

Leopardi en la Wikipedia italiana

1 comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Literatura, Literatura, Narrativa

Una respuesta a ““Leopardi” de Pietro Citati

  1. chelo corona

    Pues habra que leerlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s