“Diario de una vagabunda” de Hayashi Fumiko (traducción de Virginia Meza)

La corta vida de una flor
sólo se llenó de sufrimientos
“.

Cubierta de: Diario de una vagabunda

Cubierta de: Diario de una vagabunda

En el prólogo a Diario de una vagabunda, Kayoko Takagi nos cuenta que Hayashi Fumiko (costumbre japonesa de poner primero el apellido y después el nombre) solía escribir este verso cuando alguien le pedía un autógrafo. Se convirtió en una de las autoras japonesas más respetadas de la primera mitad del siglo XX, con 278 libros y más de treinta mil páginas escritas entre poesías, relatos, crónicas de guerra y de viajes y novelas. A pesar de ello, nunca se deshizo de los orígenes humildes que la llevaron a escribir este hermoso diario.

«Hay quienes han dicho sobre mí (…) que respetarían más a la autora si hubiese muerto dejando únicamente esta obra» se lamenta Fumiko. Después de lo mejor, aparentemente sólo se puede ir hacia abajo. Pero ellos no entenderían que Diario de una vagabunda era únicamente el inicio de una brillante carrera. Eran las anotaciones de una escritora que no tenía tiempo para escribir porque caía de un lado para otro intentando sobrevivir. Esta obra se publicó entre 1928 y 1930 por entregas en la revista Nyonin geijutsu, revista literaria femenina que duraría hasta 1932 muy vinculada en sus inicios al movimiento intelectual comunista. Su éxito hizo que en 1930 se publicase como libro, y poco más tarde la segunda parte, sumando un total de más de 600.000 ejemplares vendidos. En 1939 se editó una versión definitiva y nuevamente en 1946 se agregó una tercera parte y se publicó Nuevo diario de una vagabunda. En estas correcciones y siguientes partes, Fumiko se encargaría de limpiar su lenguaje y darle al diario un estilo más literario. 

«Mi destino es ser vagabunda. No tengo una tierra natal.»

Así comienza la obra que nos ocupa. Es una declaración sincera de la autora quien, años atrás, lo recordaría como condición fundamental de su vida. La obra relata sus memorias a modo de diario sin presentar un hilo temporal riguroso. En él se detectan unas vivencias tristes, duras, desgarradas, casi de vida o muerte en ocasiones, de las que saldría siempre con la fuerza de voluntad de mantenerse viva.
Lo bueno  de esta edición de Satori es que la traducción publicada se basa en la primera versión de Diario de una Vagabunda publicada en forma de libro en julio de 1930 por la Editorial Kaizosha, con todas las expresiones coloquiales, canciones populares, versos, deseos, insultos y maldiciones que Fumiko escribía -entre los dieciocho y los veintitrés años- cuando volvía de servir como camarera en distintos cabarés, o de trabajar como sirvienta en la casa de señores acaudalados, o de montar piezas en la fábrica de juguetes.

Virginia Meza, traductora

Virginia Meza, traductora

«Aunque haya caído de una pavorosa soledad, no he sentido deseo de tener amigos; además, desde el fondo de la melancolía y del desaliento busco mi propio canto y puedo entonarlo en medio del mar de la tristeza , hoy también con calma, mi buque llamado Pasión navega por los océanos.»

Diario de una vagabunda no deja indiferente al lector. Con traducción directa del japonés de Virginia Meza, y que cuenta con un magnífico y esclarecedor prologo de Kayoko Takagi. Al final del libro figura un pequeño glosario de términos japoneses.

La autora:

Fumiko Hayashi en 1924

Fumiko Hayashi en 1924

Fumiko Hayashi (林芙美 Hayashi Fumiko) nació el  31 de diciembre 1903 o 1904, pues las fuentes japonesas no se ponen de acuerdo.Vvivió una infancia marcada por la pobreza y el desarraigo. En 1922, tras graduarse en el instituto, Fumiko se trasladó a Tokio siguiendo los pasos de un joven que le había prometido matrimonio. En la capital sobrevivió desempeñando trabajos mal pagados y viviendo con diversos amantes. La efervescente vida cultural y literaria de la ciudad estimuló su talento natural para la escritura y su formación autodidacta la dotó de un estilo propio, audaz e incisivo. Su fascinante autobiografía Diario de una vagabunda, publicada inicialmente por entregas entre 1928 y 1930, le procuró un éxito sin precedentes. Escritora, reportera de guerra y viajera incansable, su producción destacó por su calidad y gozó del reconocimiento del público. (Fuente: la editorial)

El libro:
Diario de una vagabunda (título original: Horoki, 放浪记, 1927) Ha sido publicado por la Editorial Satori en su Colección Maestros de la Literatura Japonesa. Traducido del japonés por Virginia Meza. Encuadernado en rústica con sobrecubierta, tiene 264 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:

http://satoriediciones.com/libro_diariodeunavagabunda.html

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s