“La cocinera de Himmler” de Franz-Olivier Giesbert

Una parte de esta reseña corresponde a un artículo firmado por María Alonso y su blog “De todo un poco“, a la cual pido disculpas por el malentendido. Al final del artículo explico el porqué.

La venganza es un plato que se sirve frío

Cubieta de: La cocinera de Himmler

Cubieta de: La cocinera de Himmler

«Nací en un árbol, un 18 de julio, siete años después del nacimiento del siglo, lo que en principio habría tenido que darme suerte. Un cerezo centenario con ramas como brazos gruesos y cansados. Era día de mercado. Papá había ido a vender sus naranjas y verduras a Trebisonda, la antigua capital del imperio del mismo nombre, al borde del mar Negro, a pocos kilometros de nuestra casa: Kovata, capital de la pera y orinal del mundo.»

Me gustan las novelas escritas en primera persona en la que la protagonista cuenta su propia historia y esto es lo que hace Rose en La cocinera de Himmler la última novela de Franz-Olivier Giesbert

«El día de mi nacimiento, los tres personajes que iban a arrasar la humanidad ya estaban en este mundo: Hitler tenía dieciocho años, Stalin, veintiocho, y Mao, trece. Había caído en el siglo equivocado: el suyo.»

A sus 105 años, Rose todavía conserva una mente lúcida y brillante, tanto, que decide comprarse cuatro cuadernos de espiral y comenzar a escribir, con todo lujo de detalles, su propia biografía y la de tantos millones de europeos que sufrieron algunas de las barbaries en el siglo pasado, ese que ya nos parece lejano y que sin embargo, todavía tenemos tan cerca. 

Rose comienza el relato desde su nacimiento, desde cuando apenas siendo una niña, vivió en primera persona el exterminio del pueblo armenio a manos del gobierno turco. Toda su familia fue víctima de este genocidio y ella logró sobrevivir y vivir también la Gran Guerra, el ascenso de Hitler al poder, el holocausto judío, la Segunda Guerra Mundial y el maoísmo en China. Con este extenso marco histórico, Rose nunca lo ha tenido fácil aunque siempre ha sabido mantenerse con vida, siempre ha conseguido salir con respiración, aunque nunca indemne. Los golpes que se ha llevado en su más de cien años de existencia la hicieron formar un ideal, una especia de credo que siempre ha intentado cumplir a rajatabla: «Hasta mi último aliento, e incluso después, no creeré en nada salvo en las fuerzas del amor, de la risa y de la venganza». Es este último elemento el que es imprescindible para el curso de la novela y de la vida de Rose, un deseo de venganza para imponer un poco de justicia, esa que se le ha quitado constantemente.

Rose conseguirá formar una familia pero su marido, un francés de origen judío, no consigue sobrevivir a la redada del Velódromo de Invierno de París (1942) y este será el acontecimiento que marque el punto de inflexión definitivo para Rose y los acontecimientos que contará a partir de entonces. Por el pequeño restaurante que regenta, Rose conocerá a Heinrich Himmler, comandante en jefe de las SS y uno de los colaboradores más cercanos a Adolf Hitler. Comenzará así una relación (algo más que amistosa) que la llevará a tomar una serie de decisiones que cambiarán el rumbo de los acontecimientos. Alemania, Estados Unidos y China, serán sus últimas escalas mundiales, antes de terminar en Marsella (Francia) dirigiendo otro restaurante, imaginamos, que hasta el final de sus días. 

Con esta novela, Franz- Olivier Giesbert hace viajar al lector por Europa, Estados Unidos y China. Consigue que acompañemos a la protagonista en una travesía complicada y en la que busca venganza por aquellos seres queridos perdidos, por los millones de personas que perdieron su vida entre bombas o campos de concentración. El autor da voz a una mujer que pese a ser machacada constantemente por la vida, no se rinde y vive para contar todo lo que sucedió, lo que el miedo silenció en su momento. 

La cocinera de Himmler es una novela que se puede situar entre el género negro y el histórico, con ciertos toques epistolares que hacen del relato una extensa carta en la que Rose se sincera con unos hipotéticos lectores y, sobre todo, con ella misma. Con mucha sinceridad y sentido del humor, es capaz de recrear momentos pasados muy duros y turbios, eso sí, sin caer en la pena ni en la lágrima fácil. Rose es una mujer dura y lo demostrará en cada capítulo de su diario, en cada pasaje de su existencia. A pesar de sus 105 años, es una mujer entusiasmada por el sexo, que no ha perdido el apetito ni de sentir, ni de experimentar y ese aspecto marca también parte de la narración y del devenir de su vida, sin duda,otro aspecto fundamental de su carácter y las decisiones que toma. 

A los ciento cinco años aún regenta su famoso restaurante en Marsella, guarda una pistola en el bolso y no puede evitar los pensamientos eróticos cuando se cruza con algún tipo interesante. Esta singular cocinera, marcada por dos hombres y un siglo, se toma la justicia por su mano matando a sus enemigos suavemente. Rose pertenece ya a esa galería de grandes personajes literarios de los que no podemos separarnos.

«La vida es como un libro que se aprecia, un relato, una novela, un ensayo histórico. Nos encariñamos con los personajes y nos dejamos llevar por los acontecimientos. Al final, ya lo estemos escribiendo o leyendo, no queremos terminarlo. Ése es mi caso. Tanto más teniendo en cuenta que me quedan muchas cosas por hacer y decir.»

El libro incluye a modo de epílogo las “Recetas de La Petite Provence”, entre ellas El plaki de mi abuela, y una “Pequeña biblioteca del siglo XX” que incluye temas tan interesantes como:

  • Sobre el genocidio armenio
  • Sobre el estalinismo
  • Sobre el nazismo
  • Sobre el maoísmo
  • Sobre los campos de la muerte
  • Sobre la ocupación alemana en Francia y
  • Sobre el siglo XX en general

Lee las primeras páginas.

Catherine Hélie © Editions Gallimard

Catherine Hélie © Editions Gallimard

 

El autor:
Franz-Olivier Giesbert nació en Wilmington, Delaware (Estados Unidos) en 1949. Su familia paterna, de origen escocés, alemán y judío, emigró a la Costa Este estadounidense durante la Primera Guerra Mundial. A los tres años, Giesbert se instaló junto a sus padres en Normandía. Periodista, biógrafo, novelista y presentador de televisión, es una de las grandes figuras del actual panorama cultural francés. Con tan sólo dieciocho años publicó su primer artículo en el periódico normando Liberté-Dimanche. Fue corresponsal de L’Express en Estados Unidos y trabajó en Le Nouvel Observateur Le Figaro. Actualmente dirige el prestigioso semanario Le Point. Ha escrito numerosas novelas entre las que destacan L’Affreux (Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, 1992), La Souille (Premio Interallié, 1995), L’Immortel (2007, adaptada al cine por Richard Berry) y Un très grand amour (Premio Duménil, 2010). La cocinera de Himmlersu última novela, ha tenido un resonante éxito de ventas y de crítica en Francia, y los derechos de traducción se han vendido a las principales editoriales europeas. Además de su faceta como novelista, destaca como autor de diferentes ensayos políticos sobre Jacques Chirac, François Mitterrand o Nicolas Sarkozy.

El libro:
La cocinera de Himmler (título original: La Cuisinière d’Himmler, 2013) ha sido publicado por la Editorial Alfaguara en su Colección Literaturas. Traducido del francés por Juan Carlos Durán Romero. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 341 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Franz-Olivier Giesbert nos presenta su libro “La cuisinière d’Himmler” publicado por  éditions Gallimard.

Franz-Olivier Giesbert – La cuisinière d’Himmler

Para saber más:

http://fr.wikipedia.org/wiki/Franz-Olivier_Giesbert

3 comentarios

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

3 Respuestas a ““La cocinera de Himmler” de Franz-Olivier Giesbert

  1. lahierbaroja

    Hay que tener cara para plagiar palabra por palabra otra reseña… http://www.unmontondecosasquecontar.com/2014/02/la-cocinera-de-himmler.html

    • guillermolorn

      Estimada María.

      No me has dado tiempo ni a leerlo. He visto que has retuiteado el problema, y te agradezco que me lo hagas saber. Hay veces que yo no llego a todo y hay una persona que me ayuda con las reseñas, y te aseguro que esto no volverá a pasar. Estoy muy trastornado por el hecho y si de alguna forma te puedo resarcir, te ruego que me lo digas. Ya he puesto tu reproche en mi blog.

      Te vuelvo a pedir disculpas.

      Un saludo muy cordial.

      Guillermo Lorén.

  2. Tatiana

    Esto está plagiado de aqui http://www.unmontondecosasquecontar.com/2014/02/la-cocinera-de-himmler.html
    Menudo morro tiene usted, caballero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s