Archivo diario: 12 12Europe/Madrid junio 12Europe/Madrid 2013

El 12 de junio de …

Johanna Spyri

Johanna Spyri

El 12 de junio de 1827 nacía en Hirzel, Suiza, Johanna SpyriSu nombre de soltera era Johanna Louise Heusser. Es conocida mundialmente por su relato infantil Heidi.

“Desde la risueña y antigua ciudad de Maienfeld parte un sendero que, entre verdes campos y tupidos bosques, llega hasta el pie de los Alpes majestuosos, que dominan aquella parte del valle. Desde allí, el sendero empieza a subir hasta la cima de las montañas a través de prados de pastos y olorosas hierbas que abundan en tan elevadas tierras”.

Con esta poética descripción, comienza la más famosa de las obras de esta autora, que ha hecho las delicias de todos los niños del mundo durante varias generaciones: Heidi.

Deja un comentario

Archivado bajo Efemérides

“La caída de Arturo” de J. R. R. Tolkien y Christopher Tolkien

Minotauro te presenta una nueva obra inédita de J. R. R. Tolkien

La Caída de Arturo, un libro sobre las leyendas del rey de Bretaña, fue uno de los extensos poemas narrativos que Tolkien abandonó, probablemente en 1937, el año de la publicación de El Hobbit y de los primeros albores de El Señor de los Anillos.

Cubierta de: La caída de Arturo

Cubierta de: La caída de Arturo

La Caída de Arturo, única incursión de J. R .R. Tolkien en las leyendas del rey Arturo de Bretaña, puede ser considerado su mayor logro en el uso del metro aliterado en inglés antiguo. Una obra en la que consiguió comunicar la sensación de inevitabilidad y de gravedad de los acontecimientos: de la expedición de Arturo a las lejanas tierras paganas, de la huida de la reina Ginebra de Camelot, de la gran batalla naval al regreso de Arturo a Bretaña.

Desgraciadamente, La Caída de Arturo fue uno de los extensos poemas narrativos que Tolkien abandonó durante aquel período. En este caso, resulta evidente que lo comenzó a principios dee la década de 1930, y a su juicio estaba lo suficientemente desarrollado como para enviarlo a un amigo muy perspicaz que lo leyó con gran interés a finales de 1934, y le dijo «¡Tienes que terminarlo!». Pero fue en vano. Lo abandonó en una fecha desconocida, aunque existen ciertas evidencias de que pudo ser  en 1937, el año de la publicación de El Hobbit y de los primeros albores de El Señor de los Anillos. Años después, en una carta de 1955, decía que «esperaba terminar un largo poema sobre La Caída de Arturo»; pero aquel día nunca llegó

Junto al texto del poema, sin embargo, existen muchas páginas manuscritas, gran cantidad de borradores y diversos experimentos en verso en los que se revela la extraña evolución de la estructura del poema, junto con sinopsis en prosa, así como notas muy interesantes. En estas últimas, se pueden discernir claramente las asociaciones de la conclusión de Arturo con El Silmarillion, y el amargo final del amor de Lancelot y Ginebra, que nunca llegó a escribir.

Christopher Tolkien, en el prólogo nos cuenta: «… Sin duda alguna hubo razones específicas en cada caso; razones que ahora resulta difícil discernir. Pero en lo que respecta a La Caída de Arturo he sugerido (pp. 185-190) que el poema fue llevado a la orilla por el vaivén de las grandes mareas que estaban teniendo lugar en aquella época en la concepción artística de mi padre, que surgían a partir de su trabajo en El camino perdido y la publicación de El Hobbit: la emergencia de Númenor, el Mito del Mundo Redondeado y el Sendero Recto, y la cercanía de El Señor de los Anillos

La obra es muy completa y después de “La caída de Arturo”, está “El poema en la tradición artútica” y a continuación se encuentra una discusión sobre “El poema no escrito y su relación con el Silmarillión”, una exposición de los variados escritos que aportan alguna indicación sobre los pensamientos de J. R. R. Tolkien  para la continuación del poema. Por último, un informe sobre “La evolución del poema”, que es principalmente un intento de mostrar tan claramente como pudo Christopher Tolkien —dada la extremadamente compleja historia del texto—, los cambios más importantes en la estructura a la que se refiere C. Tolkien, junto con mucho trabajo de ejemplificación sobre el modo de composición de J. R. R. Tolkien.

John Ronald Reuel Tolkien nació en Bloemfontein, Sudáfrica el 3 de enero de 1892. Cuando solamente tenía cuatro años

J. R. R. Tolkien

J. R. R. Tolkien

murió su padre, y Mabel Suffield, su madre, decidió entonces regresar con él y con su hermano pequeño al Reino Unido. Se establecieron en Birmingham dónde, en 1904, Mabel murió de diabetes dejando a los dos hermanos Tolkien huérfanos y a merced de la iglesiacatólica y de unos parientes lejanos. En aquellos años en el orfanato, J.R.R. Tolkien se refugió en la pasión que empezaba a mostrar por las lenguas, y en un grupo reducido de amigos, con los que fundó The Tea Club, Barrovian Society, y cuya amistad duró hasta que la Primera Guerra Mundial acabó con la vida de muchos de ellos.  Durante la guerra, Tolkien, alejado de Oxford, dónde
había acabado sus estudios universitarios, se concentró en la creación de El libro de los cuentos perdidos: con él empezaron a tomar forma temas, personajes e historias que reaparecerían en El Silmarilion. Tras la firma del armisticio en noviembre de 1918, Tolkien aceptó un puesto de profesor adjunto en la Universidad de Leeds. En 1925 regresó como profesor a la Universidad de Oxford, donde permaneció hasta su jubilación en 1959. En el periodo de entreguerras, Tolkien entabló amistad con Owen Barfield, C.S. Lewis y Charles Williams, con los que fundó el club de tertulia The Inklings. El grupo se daba cita un par de veces a la semana para conversar, beber, leer y compartirtrabajos en proceso de creación. J.R.R. Tolkien murió en Bournemouth el 2 de septiembre de 1973, a la edad de 81 años. Después de su muerte, el tercer hijo de Tolkien, Christopher, publicó una serie de obras basadas en las amplias notas y manuscritos inéditos de su padre, entre ellas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Estos libros, junto con El hobbit y El Señor delos Anillos, forman un cuerpo conectado de cuentos, poemas, historias de ficción, idiomas inventados y ensayos literarios sobre un mundo imaginado llamado Arda, y más extensamente sobre uno de sus continentes, conocido como la Tierra Media, un complejo mundo poblado por diferentes razas, con siglos de historia e idiomas propios. Entre 1951 y 1955, Tolkien aplicó la palabra legendarium a la mayor parte de estos escritos.Situados en este vasto universo, sus libros no tardaron en convertirse en obras de culto entre los estudiantes universitarios, sobretodo a partir de la publicación en 1965 en Estados Unidos de la trilogía en edición de bolsillo. Con la creación del universo de la Tierra Media, Tolkien inauguró el género que hoy conocemos como «fantasía épica» del que tantos autores contemporáneos son deudores. En 1997 la BBC eligió El Señor de los Anillos mejor libro del siglo XX, y en 1999 la trilogía fue elegida «Libro del Milenio» por los usuarios de Amazon.com. La obra se ha traducido a más de 40 idiomas, entusiasmando a millones de lectores en todo el mundo. Es el tercer bestseller de todos los tiempos, por detrás de Dickens y Saint‐Exúpery.

La caída de Arturo (título original: The Fall of Arthur, 2013) ha sido publicado por la Editorial Minotauro en su Colección Biblioteca J. R. R. Tolkien. Traducido del inglés por Eduardo Segura Fernández y Rafael Juan Pascual Hernández. Encuadernado en Tapa dura con sobrecubierta, tiene 258 páginas.

Este libro lo puedes adquirir a través de este enlace con Casa del Libro

Para saber más:

http://www.tolkiensociety.org/

http://www.sociedadtolkien.org/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Fantasía y Ciencia Ficción