“Blancanieves” de Jacob y Wilhelm Grimm

Desde que hace 75 años Walt Disney eligió este cuento de los hermanos Grimm para realizar el primer largometraje de dibujos animados, Blancanieves se ha convertido en uno de los títulos más visitados por ilustradores y cineastas
Blancanieves (Reino de Cordelia)

Blancanieves (Reino de Cordelia)

Érase una vez, en mitad del invierno, mientras los copos de nieve caían como plumas blancas del cielo, una reina que cosía sentada junto a una ventana con un marco de ébano negro. Y como cosía a la vez que veía cómo nevaba, se pinchó un dedo con la aguja, y cayeron tres gotas de sangre en la nieve. Quedaban tan bonitas aquellas manchas rojas sobre el blanco de la nieve, que pensó para sus adentros: “¡Ojalá tuviera una niña tan blanca como la nieve, tan roja como la sangre y tan negra como la madera de este marco!”

 Al poco tiempo tuvo una hijita tan blanca como la nieve, de mejillas arreboladas como la sangre y con los cabellos tan negros como el ébano, y por eso le puso de nombre Blancanieves. Y, al nacer la niña, la reina murió.
 Pasó un año, y el rey tomó a otra mujer por esposa…
Así comienza Blancanieves en esta mágnifica edición de Reino de Cordelia. Hace ahora doscientos años de la primera edición alemana de un tomo de cuentos infantiles recopilados por dos hermanos filólogos, los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm, que habían dedicado varios años a recoger y reelaborar relatos tradicionales y orales. Uno de esos relatos, tal vez el más famoso de todos, es Blancanieves, quizá también el de simbología más oscura e inquietante.

Uno de los dibujos de Miguel Navia

Uno de los dibujos de Miguel Navia

Desde que hace 75 años Walt Disney eligió este cuento de los hermanos Grimm para realizar el primer largometraje de dibujos animados, Blancanieves se ha convertido en uno de los títulos más visitados por ilustradores y cineastas. El mito de la hermosa bruja que quiere ser más guapa que su hijastra, hasta el punto de mandar asesinarla, contiene un dramatismo gótico que abre multitud de posibilidades plásticas. Aquí están todos los elementos de los cuentos clásicos: la madrastra, la joven hacendosa y maltratada, el príncipe… Pero añade otros mucho más inquietantes: siete enanos aislados y ocultos en las entrañas de un bosque oscuro, una muerta en vida atragantada por una manzana venenosa… Miguel Navia, ilustrador prodigioso y poderoso, ha hurgado en las aristas del relato de los hermanos Grimm para ofrecer su versión de la madre hedonista que odia a su hija, protegida por enanos.
La edición queda lejos de la versión de Walt Disney, y se acerca a la realidad de la historia que los hermanos Grimm escribieron. Es un libro para adultos más que para jóvenes.

Jacob y Wilhelm Grimm

Jacob y Wilhelm Grimm

Los hermanos Jacob Grimm (Hanau, 1785 – Berlín, 1863) y Wilhelm Grimm (Hanau, 1786 – Berlín, 1859) fueron célebres filólogos alemanes dedicados a recopilar relatos de la tradición oral de su país. En 1812 publicaron el primer tomo de sus Cuentos infantiles y del hogar, la obra que los haría mundialmente famosos. Ese primer volumen ya contenía Sneewittchen (Blancanieves), narración considerada hoy un clásico inmortal de la literatura. Los Grimm impartieron clase en las universidades de Kassel, Gotinga y Humboldt de Berlín.
Blancanieves ha sido editado por Reino de Cordelia en su Colección Literatura, en una magnífica traducción de Álvaro y Luis Alberto de Cuenca y prólogo de Luis Alberto de Cuenca; con ilustraciones de Miguel Navia. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 72 páginas a cuatro colores.
Para saber más:

2 comentarios

Archivado bajo Literatura, Narrativa

2 Respuestas a ““Blancanieves” de Jacob y Wilhelm Grimm

  1. ¡Hola! ¡Muy buena nota! Los hermanos Grimm se convirtieron, sin buscarlo, en los recopiladores más influyentes de la historia.

    Justamente yo también redacté una nota sobre ellos y los cuentos de hadas, los invito a todos a darse una vuelta para leerme, opinar y sugerir.

    Link: http://bit.ly/THCu7v

    Lindo artículo! Saludos!!

    Luciano // https://www.facebook.com/sivoriluciano

    • guillermolorn

      Buenos días, Luciano.
      Me ha gustado mucho tu artículo y tienes toda la razón. En su origen los cuentos estaban hechos para entretener las largas noches de invierno de la gente, y eran mas terroríficos que lo que nos ha llegado y ahora publicado. Gracias por su colaboración.
      Guillermo Lorén González.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s