Archivo diario: 7 julio, 2012

“Mi madre y la música” de Marina Tsvietáieva

Mi madre y la música es una bella evocación de la infancia, pero, sobre todo, de la presencia de la madre a través de un elemento familiar como es el piano. La fascinante fuerza poética de Marina Tsvietáieva fluye en este relato que nos transporta a un mundo donde lo cotitiano adquiere una dimensión mágica, y la vida, un protagonismo ejemplar.

Marina Ivánovna Tsvetáyeva (en cirílico Марина Ивaновна Цветaева) Nació durante la hambruna que azotó a Rusia, en Moscú el 26 de septiembre de 1894, vivió las revoluciones de 1905 y 1917, periodo durante el cual se forjó su sensibilidad, y murió el 31 de agostode 1941 en Yelábuga, Tartaristán donde se suicidó. Fue una poeta precoz, empezó a escribir poemas a los seis años pese a la oposición de su madre, que quería dedicarla a la música; inclasificable, un espíritu libre que se negó a constreñir su arte a definición alguna. Vivió en Rusia hasta 1922, año en que se exilió, primero en Praga y luego en Francia donde vivió 14 años. En 1939 volvió a la Unión Soviética, donde dos años más tarde, condenada al ostracismo, puso fin a su vida ahorcándose tras saber que su marido había sido fusilado y su hija y su hermana deportadas a un campo de concentración y dadas por desaparecidas .

Marina Tsvietaieva y su hija Ariadna en Praga en1924

Portada de la edición rusa

Hay una película rusa Очарование зла que podríamos traducir por “La fascinación del mal” o “El encanto del mal”, dirigida por Mikhail Kozakov en 2005. La película cuenta la historia de la emigración rusa en París en los años 30 del siglo XX. En la película se toca la vida de Marina Tsvietáieva en París.
 El libro, editado por Acantilado está traducido por por la eslavista Selma Ancira, también traductora de Mi Puskin publicado tambien por Acantilado. Está editado en rústica cosida y tiene 64 páginas.
Añado con relación a la traductora  que  fue ella quien descubrió al público hispanoparlante la obra de Marina Tsvietáieva de quien ha traducido casi la totalidad de su prosa. En 2008 recibió la Medalla Pushkin, máximo galardón con el que Rusia condecora a los artistas extranjeros. En 2009 obtuvo el XII Premio de Traducción Ángel Crespo por su traducción deViva voz de vida, de Marina Tsvietáieva. En 2010 recibió en la ciudad rusa de Elábuga el Premio de Literatura Marina Tsvietáieva por sus traducciones de la poeta, y en Koktebel, Ucrania, fue merecedora del Premio Literario Maximilián Voloshin. En 2011 ha sido galardonada con el Premio Nacional de Traducción por el conjunto de su obra. Reside en Barcelona desde 1988.
 
Como complemento al artículo voy a colgar un vídeo que se titula:
Мать и музыка (Mi madre y la música)

Para saber más:

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Narrativa