Archivo diario: 12 mayo, 2012

Hemingway, en primera fila de Las Ventas para esta Feria de San Isidro

A propósito del aniversario de su muerte, la Feria taurina estará dedicada al escritor estadounidense Ernest Hemingway, apasionado de la tauromaquia.

“El cielo sería para mí una plaza de toros con dos entradas vitalicias y un río de truchas al lado” dijo en una ocasión, mientras veía torear a su idolatrado Antonio Ordóñez, al que siguió hasta 1959, dos años antes de quitarse la vida disparándose dos balas de un rifle de caza.  Exagerado, dramático, excesivo, brutal y melancólico, Ernest Hemingway descubrió los toros mientras trabajaba como corresponsal para el Toronto Star, en la década de los años veinte.

Después de la Guerra Civil española, que cubrió como corresponsal y de la que quedan como testimonio la novela Por quién doblan las campanas (1940), Hemingway se instala en Cuba. Sin embargo, España siguió siendo su escenario predilecto y, pese al franquismo, que odiaba, regresó en 1953, año en el que se encontró por primera vez con su idolatrado Antonio Ordóñez, cuya admiración le hizo volver en 1954, 1956, 1959 y 1960 para la preparación del reportaje Un verano peligroso(1960), encargado por la revista Life.

Corría el año 1959 cuando Hemingway asistía al que sería  el último de sus sanfermines. La primera vez había sido 34 años antes, en 1925 cuando era un joven e inexperto corresponsal que recién descubría la tauromaquia y España. Tres décadas después,  allí, en Pamplona, escribió buena parte del reportaje para Life de los encuentros entre  Ordóñez y Dominguín, su último texto sobre esa tragedia al que correspondió en ímpetu con su exagerado y brutal genio.

Deja un comentario

Archivado bajo Efemérides