“El enigma del convento” de Jorge Eduardo Benavides

GALARDONADA CON EL XXV PREMIO TORRENTE BALLESTER DE NARRATIVA 2013

«Has de saber que en este santo convento, cuando las guerras de independencia, entró una chica. Traía un dolor, como tú, sería más o menos de tu edad. La estoy viendo. Eran, sin embargo, tiempos más convulsos y difíciles para todos los que le tocó vivir a aquella desdichada. Yo era muy joven también, cuando todo aquello…»

Cubierta de: El enigma del convento

Cubierta de: El enigma del convento

El enigma del convento, la nueva novela de Jorge Eduardo Benavides, galardonada con el premio Torrente Ballester 2013 y que ahora publica Alfaguara, es un apasionante relato en el que se recrea una de las épocas más convulsas de España, las primeras décadas del siglo XIX, cuando ésta todavía era un imperio, aunque a punto estaba de desmoronarse en manos de Fernando VII.
Sobre una base histórica impecablemente documentada, el autor compone una ficción en la que se entremezclan elementos de la novela histórica, la épica de las grandes aventuras, la crónica de viajes, la tensión del thriller, la intriga y el suspense y el relato romántico. “Es una novela de corte histórico, minuciosamente estudiada, que habla sobre la tremenda fractura que significan las independencias. Ese es el trasfondo, pero hay también una historia de amor por detrás. Son dos personajes que se encuentran, no solo en el fragor de las batallas reales sino también entre la convulsión social de su época”
Con un admirable dominio del suspense, Jorge Eduardo Benavides construye una gran novela de intriga que tiene como epicentro el convento de Santa Catalina, en Arequipa, Perú, y que, como si de una road movie se tratara, viaja de Madrid a Cádiz y de allí a los confines del mundo –las provincias americanas y, en concreto, el virreinato del Perú–, en una época en la que el viaje se prolongaba durante meses y los peligros acechaban por todas partes. “Hay una trama en la que se deben rescatar unos documentos en el convento de Santa Catalina –explica Benavides, natural de Arequipa como Goyeneche y gran conocedor de la historia del convento–. Son unos documentos con un valor muy grande que el lector debe descubrir”.
El enigma del convento es una obra de orfebrería en la que cada pieza va encajando con la otra a medida que se desarrolla la narración hasta llegar a su clímax final. “Y un ajuste de cuentas –termina diciendo Benavides a propósito de su novela–, por ser peruano de nacimiento y madrileño de adopción, en un mundo que se repite, porque las independencias no son tan claras y la lectura es bastante actual.”
En definitiva, y como dijo Ángel Basanta, Portavoz del Jurado del Premio Torrente Ballester, la nueva novela de Jorge Eduardo Benavides es “una delicia de prosa que acompaña de manera extraordinaria una acción llena de intriga, misterio y suspense”.

La novela comienza en Madrid, año 1814. Fernando VII acaba de regresar de su forzoso exilio francés, tras la derrota de los ejércitos napoleónicos y la recuperación de la Corona española. Después de seis años de guerra contra Francia, España se encuentra dividida entre los afines al régimen de El deseado, quien a su vuelta del exilio restaura el absolutismo y deroga la Constitución de Cádiz –promulgada dos años atrás y que limitaba los poderes del rey– y los liberales, constitucionalistas, considerados por los otros afrancesados, masones, conspiradores y traidores a la Corona. 
En este contexto, el teniente general José Manuel Goyeneche se instala en Madrid tras su periplo en las provincias americanas donde durante cinco años ha sofocado las revueltas de los independentistas y defendido la Corona española. Su misión ahora es ayudar al monarca a combatir el movimiento liberal que pretende restaurar en España la Constitución de Cádiz. Sin embargo, hay quienes dudan de la lealtad de Goyeneche hacia Fernando VII y creen que, durante su estancia en América, pudo cerrar secretos acuerdos con los libertarios. No en vano este militar, a pesar de haber crecido en la España peninsular, a donde llegó con doce años, es natural de Arequipa, Perú. 
Unos documentos, celosamente guardados en el convento de Santa Catalina, en su ciudad natal, pueden poner en peligro la reputación y el patrimonio de Goyeneche e, incluso, cambiar el destino de América y de la propia Corona. Será urgente recuperarlos antes de que caigan en manos enemigas.

Convento de Santa Catalina. Arequipa, Perú, 1814. María Micaela Mogrovejo acaba de ingresar en el convento. Tras sobrevivir a un grave accidente, perder dos amigos –fusilados en las revueltas independentistas que asolan Perú–, y averiguar que el hombre al que ama es un traidor, entra en el convento de Santa Catalina y dedica sus días a vivir como las monjas y a hacer obras de caridad.
Son tiempos difíciles, en los que se enfrentan hermanos contra hermanos y padres contra hijos –monárquicos unos, independentistas los otros–, y en los que el mal parece estar en todas partes. También entre las paredes del convento, asolado por una serie de trágicas muertes entre las hermanas. La primera en morir, envenenada, es la madre superiora, María de los Ángeles. Pero, antes de morir, la priora tiene tiempo de confiar a María Micaela la clave que conduce al lugar donde guarda valiosísimos documentos, muchos de ellos propiedad de su primo, el general José Manuel Goyeneche.
Ahora María Micaela tendrá que esperar a que aparezca Cesare Bocardo, el nombre italiano pronunciado por la superiora en su lecho de muerte, para resolver un enigma del que nada sabe, excepto que ya se ha cobrado tres muertes a su alrededor y que pone en peligro secretos guardados durante siglos. Pero, de momento, las únicas extranjeras que han llegado a Santa Catalina son las españolas Mercedes de Aguerrevere, sobrina de un famoso general peruano, que viene a resolver ciertos asuntos relacionados con su herencia, y su dama de compañía, Charo Carvajal. Y María Micaela duda que ellas sepan algo de Cesare Bocardo ni cree que puedan tener que nada ver con el convento arequipeño unas madrileñas tan distinguidas.

Lee las primeras páginas.

Jorge Eduardo Benavides (Foto: Javier Velasco)

Jorge Eduardo Benavides (Foto: Javier Velasco)

El autor:
Jorge Eduardo Benavides (Arequipa, Perú, 1964) estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Garcilaso de la Vega, en Lima, donde trabajó dictando talleres de literatura, y posteriormente como periodista radiofónico. Desde 1991 hasta el 2002 vivió en Tenerife, donde fundó y dirigió el taller
de narrativa Entrelíneas. Ha colaborado con prestigiosas revistas literarias como Renacimiento y los suplementos culturales Babelia, de El País, y Caballo Verde, de La Razón, así como con diversos medios de su país. En Alfaguara ha publicado las novelas Los años inútiles (2002), El año que rompí contigo (2003), Un millón de soles (2007), La paz de los vencidos (2009), con la que obtuvo el XII Premio de Novela Corta Julio Ramón Ribeyro del Banco Central de Reserva del Perú, y Un asunto sentimental (2013), y el libro de cuentos La noche de Morgana (2005). En 1989 publicó su primer libro Cuentario y otros relatos. En 1988 recibió el Premio de Cuentos José María Arguedas de la Federación Peruana de Escritores y ha sido Premio Nuevo Talento FNAC en 2003. Fruto de su experiencia como profesor de talleres y asesor de novelistas ha publicado Consignas para escritores (2012). En la actualidad dirige el Centro de Formación de Novelistas.

El libro:
El enigma del convento ha sido publicado por la Editorial Alfaguara en su Colección Hispánica. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 488 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado por Periodista Digital en el que Lorenzo Rodríguez entrevista a Jorge Eduardo Benavides por su nuevo libro El enigma del convento.

Jorge Benavides, autor de ‘El enigma del convento’. 15-9-2014

Para saber más:

http://jorgeeduardobenavides.com/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

30 de septiembre: Día Internacional de la Traducción y de los Traductores

Journée mondiale de la traduction – International Translation Day

San Jerónimo

San Jerónimo

El Día Internacional de la Traducción se celebra cada año el 30 de septiembre, fecha en que se conmemora el fallecimiento de Jerónimo de Estridón, traductor de la Biblia y santo patrono de los traductores. La celebración ha sido promovida por la FIT (Federación Internacional de Traductores) desde su creación en 1953. En 1991 la FIT lanzó la idea de un Día Internacional de la Traducción oficialmente reconocido, para mostrar la solidaridad de la comunidad de traductores en todo el mundo en un esfuerzo por promover la profesión de traductor en los diferentes países.

Esta fecha se aprovecha para difundir conciencia acerca de una profesión que se ha vuelto fundamental, tanto por razones de la globalización como para la comunicación entre las culturas.

Desde 2012, el Consejo Europeo de Asociaciones de Traductores Literarios convoca el concurso internacional “Spot the translator”. Los participantes deben enviar vídeos de un máximo de tres minutos de duración que contribuyan a promover la visibilidad del traductor literario y reivindicar la importancia de su figura para la cultura universal. En 2013 fueron dos los vídeos galardonados:The World’s Oldest Profession (“El oficio más antiguo del mundo”), de la compañía española Calibán Teatro (cuyos socios fundadores son el actor y director Andrés Rus y la traductora Elda García-Posada), que constituye “un cortometraje musical y trepidante que retrata de una manera cómica las vicisitudes de ejercer un oficio infravalorado” y Translators Are a Waste of Space (“Los traductores son un derroche de espacio”), de los noruegos Erik Skuggevik e Iver Grimstad, “un vídeo minimalista y excepcionalmente ingenioso que pretende revertir ese prejuicio acerca del traductor”.

CEATL

CEATL

Deja un comentario

Archivado bajo Curiosidades, Efemérides