“El cerebro musical. Seis canciones que explican la evolución humana” de Daniel J. Levitin

Música y poesía. Los dos elementos exclusivamente humanos del cerebro musical.

Cubierta de: El cerebro musical.

Cubierta de: El cerebro musical.

La influencia de la música en el cerebro es incuestionable, y sus efectos finales se han plasmado en el comportamiento del hombre a lo largo de toda su historia. Por tanto, se hace evidente que la evolución del cerebro podría analizarse ligada a la música. A lo largo del presente estudio, Daniel Levitin se centra en esa idea para explicar la naturaleza humana, el vínculo inquebrantable que existe entre civilización y música, la relación entre las canciones, la comunicación, la antropología y la ciencia. Desde los primeros sonidos articulados por los primeros ancestros, la música ha sido un medio de expresión verdaderamente útil tanto a nivel social como emocional y cognitivo. El autor defiende que todas las canciones creadas, en función del mensaje que
transmiten, se podrían agrupar en seis categorías básicas de cara a explicar de forma coherente y científica el proceso evolutivo del hombre, de sus emociones, de su cerebro musical.
Arqueólogos, antropólogos, biólogos y otros muchos especialistas han estudiado los orígenes de la humanidad, pero pocos han prestado la atención adecuada a la música como sonido organizado –según la famosa definición de Edgar Varèse–, y en los efectos que ésta ha tenido en nuestra historia social. Levitin pretende cubrir ese hueco, esbozar el árbol genealógico de aquellas canciones o temas musicales que configuran la banda sonora de nuestra civilización. El cerebro musical busca explicar la evolución de la música y del cerebro a lo largo de los milenios y de los continentes habitados. Propone para ello seis diferentes clases de canciones, como formas musicales cargadas de fuerza explicativa, que ayudarán a una mejor comprensión del papel que ha desempeñado la música en la citada evolución… Canciones de amistad, de alegría, de consuelo, de conocimiento, de religión y de amor.
Las cuestiones por argüir surgen inevitables: ¿Qué función representa la música en el mundo de las relaciones y cómo ha influido en la evolución de las emociones, la mente y el espíritu humanos? ¿Cómo nos han hecho todas esas músicas lo que somos ahora? Como especie variable que somos, no es cuestión de buscar el punto común que une a las diferentes clases de música, sino aquello que las diferencia. En este recorrido el autor se centra en la música con letra, y sobre todo en aquellas canciones populares que pasan de una generación a otra. Si la música ha perdurado tanto en nuestra especie, ¿cuáles son las fuerzas culturales y biológicas que impulsan sus formas y usos?
El estudio de la conducta humana ha experimentado una gran revolución en los últimos años gracias a la aplicación de los métodos de la neurociencia a la cognición y la experiencia musical. Si a ese soporte se le combinan los principios de la biología evolutiva, podrán empezar a formularse teorías sobre la evolución del cerebro humano y sus motivos. Aquí surge uno de los objetivos de este libro, contrastar esas teorías en relación con la música, el cerebro, la cultura y el pensamiento. 

Música y poesía ocupan un lugar privilegiado en la historia de la humanidad. En lo más profundo del cerebro se almacena la capacidad para crear y recordar versos, tanto recitados como cantados. Pero el desarrollo del lenguaje, de la música, de la poesía y de todas las artes requiere de ciertas capacidades de procesamiento adecuadas que permiten evolucionar al cerebro: la capacidad para tomar perspectiva y tener nuestras propias ideas o pensamientos; la capacidad de representación, de pensar en cosas que no tenemos presentes ante nuestros ojos; la capacidad de reorganización o de imponer un orden jerárquico a los elementos existentes. Es la suma de esas tres facultades, unida al impulso de crear vínculos sociales con nuestros semejantes, la que otorga a los humanos la posibilidad de habilitar un lenguaje, de hacer arte, poesía, dibujo, escultura, música.

A lo largo de este trabajo Levitin toma como muestra infinidad de canciones y cantantes para sostener cada uno de sus planteamientos. Igualmente, las experiencias personales del autor y las teorías de reputados pensadores sirven de ejemplo y base para aferrar y validar las diferentes conclusiones, ideas o esquemas musicales que van surgiendo. A través del proceso evolutivo conjunto de cerebro y música, ésta ha tenido una capacidad única para introducirse en nuestra mente, y lo ha hecho de seis formas diferentes, cada una con su propia base evolutiva.
El cerebro musical resulta una obra gratificante, amena y de enorme interés, no solo para el lector afín, sino también para el estudiante o profesional del tema. El autor demuestra con creces su conocimiento tanto de la música como de la mente en un trabajo claro, preciso y bien estructurado. Su solvente capacidad narrativa para tratar teorías y planteamientos científicos se sustenta en una gran cantidad de anécdotas y referencias a la música popular de los últimos años.

«Quien quiera entender la naturaleza humana, la interacción entre cerebro y cultura, entre evolución, mente y sociedad, tiene que examinar con atención el papel que ha desempeñado la música en la vida del ser humano, la forma en que la música y la humanidad han evolucionado juntas, moldeándose la una a la otra»

  • Canciones de amistad: Canciones de amistad. Vínculos sociales y emocionales, movimiento coordinado y sincronizado, canción protesta y cohesión de grupo.
  • Canciones de alegría: La primera canción. Efectos neuroquímicos de la música y terapia musical.
  • Canciones de consuelo: Por qué escuchamos música triste cuando estamos tristes. Nanas y blues.
  • Canciones de conocimiento: La música como medio de información. Aprendizaje, memoria y relatos orales.
  • Canciones de religión: El papel de la música y del ritual en la creación de orden y en la conmemoración de acontecimientos importantes.
  • Canciones de amor: Herramientas, instrumentos musicales y conformación del entorno. Evolución de la estructura social.

Como complemento, copio de la página web del autor las canciones a las que hace referencia en el libro. Evidentemente la paginación no se corresponderá con la edición española, pero lo considero verdaderamente interesante:

The World in Six Songs

Este mismo autor y también en la Editorial RBA tiene un libro también muy interesante titulado: Tu cerebro y la música. El estudio científico de una obsesión humana.
Cuya sinopsis es: Escuches a Bach o a Bono, la música tiene un papel muy significativo en tu vida. ¿Por qué la música despierta distintos estados de ánimo? Levitin se sirve de la neurociencia más avanzada y de la más rigurosa psicología evolutiva para ofrecernos respuestas. Recurriendo a las últimas investigaciones y con ejemplos de piezas musicales que van desde Mozart, Duke Ellington a Van Halen, Levitin desvela multitud de misterios. ¿Tenemos un límite para adquirir nuevos gustos musicales? ¿Qué revelan los escáneres sobre las respuestas del cerebro a la música? ¿Nuestras preferencias musicales se determinan en el útero? ¿Es el placer musical diferente de otro tipo de placer? ¿Por qué estamos tan emocionalmente unidos a la música que escuchábamos cuando éramos adolescentes? La música, como el lenguaje, forma parte de lo más profundo de la naturaleza humana. En Tu cerebro y la música, Levitin nos descubre una nueva manera de entenderla y su papel en la vida.

Daniel J. Levitin

Daniel J. Levitin

El autor:
Daniel J. Levitin nació en San Francisco, Estados Unidos, el 27 de diciembre de 1957. Es neurocientífico y músico, actualmente director del Laboratorio de Percepción, Conocimiento y Dominio de la Música de la Universidad McGill. Graduado en Psicología Cognitiva y Ciencia Cognitiva, se doctoró en Psicología en la Universidad de Oregon; completó su formación post-doctoral en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y en la UC Berkeley. Ha sido profesor universitario tanto en Stanford como en McGill. 
Paralelamente a su carrera académica, ha sido también productor discográfico y músico profesional (saxo, tenor, guitarra y bajo), llegando a colaborar con artistas de la talla de Stevie Wonder, Grateful Dead, Blue Öyster Cult, Joe Satriani y David Byrne. Dos de sus proyectos musicales recibieron nominaciones al Óscar.
Ha escrito cientos de artículos para publicaciones científicas (Science, Nature, Neuron, Cognition) y revistas musicales (Grammy, Billboard, Audio). Se le atribuyen descubrimientos esenciales sobre la naturaleza de la memoria musical. Es autor del aclamado El cerebro y la música (2006) también editado por RBA y del cual he escrito un poco más arriba.

El libro:
El cerebro musical. Seis canciones que explican la evolución humana (título original: The World in Six Songs: How the Musical Brain Created Human Nature, 2008) ha sido publicado por la Editorial RBA  en su Colección Divulgación. Traducido del inglés por Francisco López Martín. Encuadernado en rústica, tiene 368 páginas. 

 Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés, muy interesante, titulado:

Music and the Brain: The World in Six Songs: How the Musical

Para saber más:

http://daniellevitin.com/publicpage/

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y tecnología, Literatura

18 de septiembre de 1970: Fallece con 27 años uno de los mejores guitarristas eléctricos de la música pop

Jimi Hendrix

Jimi Hendrix

Aunque no tiene relación con la literatura, si la tiene con la cultura. Me recuerda mis años más jóvenes. Era… distinto.
James Marshall «Jimi» Hendrix (nacido Johnny Allen Hendrix); nace en Seattle, Estados Unidos, el 27 de noviembre de 1942; y fallece en Londres, Reino Unido, el 18 de septiembre de 1970; fue músico y cantautor. Hendrix es considerado uno de los mejores y más influyentes guitarristas eléctricos de la historia de la música popular, y uno de los músicos más importantes del siglo XX. Musicalmente influido por el rock and roll y blues eléctrico americanos, tras tener un éxito inicial en Europa con su banda The Jimi Hendrix Experience, logró fama en los Estados Unidos tras un concierto en 1967 en el Festival Pop de Monterey. Más tarde, encabezó el Woodstock Festival en 1969, y el Isle of Wight Festival de 1970, antes de fallecer a los 27 años.

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Curiosidades, Efemérides